Texto 1430 – LA ILUSION DE LA ILUMINACION

Posted in Uncategorized on julio 22, 2014 by budasdeagua
Iluminarse sin iluminarse.

Iluminarse sin iluminarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿No consigues iluminarte? No lo vas a lograr. Quienes se paran en la Vía para contar y regocijarse con sus logros se conocen como “aquellos que se detienen fuera de la Vía”. Esto es una muy mala noticia para quienes desean alcanzar y desarrollar condiciones personales egoístas mientras se cultivan. La iluminación que no se alcanza es la única iluminación que vas a conseguir si transitas con sinceridad la Vía de los Budas.

 

 

Sensei Paul Quintero

 

 

 

P.D. “Me suena terriblemente sospechoso que digan que han alcanzado la Iluminación”. Buda

Texto 1429 – USAR LA MENTE EN EL ZEN

Posted in Uncategorized on julio 22, 2014 by budasdeagua
Administrar bien la Mente.

Administrar bien la Mente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La idea esencial del Zen no es la de reducir la mente a un vacío estúpido, sino la de poner en actividad su inteligencia natural y espontanea usándola sin forzarla”.

 

La Vía del Zen / Alan Watts

 

 

 

COMENTARIO: Vaciar la mente creyendo que vaciarla es encontrarse con un hueco, un vacío celestial es una estupidez. La Mente tiene que usarse. Sin Mente no hay liberación. No apegarse a nada es vivir el instante sin mancharlo ni salpicarlo con ideas ni eventos del pasado ni con fantasías futuras. Pero desapegarse de estas influencias no sirve de nada; lo importante es “usar” esa Mente. “Sin forzarla” equivale a usarla con su frescura original. Para esto nos sentamos en zazen. Si solo estas viviendo tu instante, momento a momento, tu mente nunca envejecerá. A eso llamo alcanzar el vacío de la Mente. Uno debe conectarte profunda e íntimamente con el Dharma para poder llegar a esta condición.

 

 

Texto 1428 – LA VIA VERDADERA

Posted in Uncategorized on julio 22, 2014 by budasdeagua
Maestros desaparecidos.

Maestros desaparecidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando los verdaderos maestros obran dentro de la Vía, sus obras se incorporan a la Vía. Entonces no dejan nada en la Vía que huela a ellos. Pero, muchos seguidores obstinados e ignorantes desean resaltar las cualidades humanas y las grandes obras de sus maestros y estos simplemente lo hacen porque sus egos así lo disponen. Las obras de Kodo Sawaki, la de Taisen Deshimaru , de Yves Carouget  se disolvieron en las profundidades de la Vía del Buda. Nosotros caminamos sobre estas obras fundidas con la obra esencial del Buda. Las cualidades personales solo serían un punto de referencia sobre el tipo de persona que ellos fueron, mas sus obras ya se incorporaron a las interminables obras (de todos los maestros y patriarcas) que se disolvieron para fortalecer la transmisión del Dharma de Buda. Hay muchísimos movimientos que idolatran, veneran y exaltan a sus maestros como dioses en esta tierra. Huye de ellos. Cuando veas un verdadero maestro del Zen, mira su obra…pues él no tiene ninguna importancia. Por esa misma razón es que son maestros dentro del Camino. Ya dejaron de ser lo que nunca fueron. El secreto es nunca seguir a un maestro zen; sigue solamente la Vía.

 

 

Sensei Paul Quintero

 

 

Texto 1427 – LO QUE NO SABIAS

Posted in Uncategorized on julio 22, 2014 by budasdeagua
Nada has hecho.

Nada has hecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tus obras no son tus obras cuando caminas en la Vía”.

 

 

Sensei Paul Quintero

Texto 1426 – EL EFECTO ANTES QUE LA CAUSA

Posted in Uncategorized on julio 14, 2014 by budasdeagua
No siempre baila el que ha aprendido.

No siempre baila el que ha aprendido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas veces nuestra lógica mental se convierte en un estorbo cuando tratamos de descifrar las situaciones a las que nos enfrentamos a través del razonamiento secuencial. En el Zen casi nada es lógico; no tiene por qué serlo. Un maestro es interrogado por su discípulo (por ejemplo) y el maestro contesta con cualquier figura mental con el propósito de “alejar” al discípulo de lo racional, de lo lógico, lo secuencial en el tiempo. Las respuestas en el Zen no son lo que tú te esperas, y el maestro buscará la manera de contestarte de acuerdo a tu karma. Por eso es muy importante dejarte guiar por un antiguo. Si no, te pierdes. Lean el siguiente relato; traten de comprender.

 

 

<Un cazador que caminaba dentro de un bosque se encontró con varias blancos pintados en árboles (círculos concéntricos de varios colores que terminan en uno más pequeño que es el blanco a acertar) que tenían una flecha clavada en sus centros.  Con gran curiosidad buscó al autor de tan perfecta puntería. Buscó por todo lo largo y ancho del bosque. Finalmente visualizó al arquero y le preguntó sobre sus hazañas: “¿Cuál es tu secreto para acertar siempre en el blanco? ¿Cómo puede un arquero lograr tal perfección? “

 

 

“Es muy sencillo”, respondió el arquero. “Primero disparo las flechas, y luego pinto los blancos”.>

 

 

 

 

Tomado del libro Yiddishe Kop del Rabbi Nilton Bonder

 

 

 

 

COMENTARIO: Se los dije. El efecto puede preceder a la causa. Si se enrollan con esto mentalmente, es su problema. Yo estoy muy tranquilo observando el cielo sin estrellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto 1425 – PERSPECTIVAS

Posted in Uncategorized on julio 14, 2014 by budasdeagua
¿Lógica?

¿Lógica?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una ventana había quedado abierta casa de una pareja. La mujer, Ethel, estaba congelándose ya que un viento helado penetraba por la abertura. El marido, Sam, solo dormía sin percatarse de la incomodidad de su mujer. Como el frío se hizo insoportable, Ethel sacudió a su esposo diciéndole que afuera el frío estaba espantoso. Le dijo que cerrara la ventana.

Sam ni se movió. La esposa lo volvió a sacudir. Le dijo con fuerza: “Levántate y cierra la ventana. ¡Hace mucho frío afuera!

Entonces Sam despertó completamente y lleno de furia dijo: “¿Y tú crees que si cierro la ventana, el frío de afuera disminuirá?

 

 

 

Tomado del libro Yiddishe Kop del Rabbi Nilton Bonder

 

 

 

COMENTARIO: La lógica no salva a nadie pues la lógica también es irreverente ante el mundo de posibilidades que tenemos en nuestra mente. Ante situaciones como esta, ríe.

 

Texto 1424 – EL TIEMPO EN EL ZEN

Posted in Uncategorized on julio 14, 2014 by budasdeagua
Celebrar el instante.

Celebrar el instante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<No guardes nada para una ocasión especial. Cada día de tu vida es un momento especial.>

 

 

Thomas Monson

 

 

 

COMENTARIO: Si todos comprendiéramos que el Zen apunta a el vivir y disfrutar cada instante, no habría gente triste ni sufrida en este mundo. Temprano o tarde son solo referentes vanidosos para la persona zen que sabe que el tiempo es este momento en el que vives y respiras, y ninguno otro. La concentración en este momento equivale a vivir lo que tienes que vivir y estar seguro de que disfrutarlo es lo único que puedes hacer. No se trata de hacer una fiesta si estás pasando un mal rato; disfrutar el mal rato quiere decir que lo comprendes, que sabes que muchas causas se pusieron en movimiento y dieron como resultado tu tristeza o dolor. “Comprender” en este caso es tu manera de “disfrutar”.  No es una “manera de hablar”; si tú no puedes disfrutar este instante, ¿Cómo crees que puedes disfrutar y vivir todo lo que debes vivir?

 

 

Cuando te atrasas o adelantas respecto al momento presente, solo divagas como fantasma en un cementerio mental. La gente pasa la mayoría de sus vidas divagando entre el pasado y el futuro. No traspongas tu oportunidad de ser feliz para después. Quienes rondan en los predios fantasmales de lo no existente y de lo que aún no ha llegado, viven vidas miserables. La angustia de no vivir el presente es lo peor que puede experimentar un ser humano aunque no esté consciente de ello. En el Zen,  cada instante es un momento especial. Sí, eso dije: especial. No importa que las apariencias cataloguen tu momento como triste o feliz, lo importante es “vivirlo a plenitud”. Cuando se pospone el disfrute del instante que vivimos, vamos llenando una maleta mental de “oportunidades perdidas”; esto se convierte irremediablemente en “sufrimiento”. Lo dijo Buda.

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores