Texto 2541 – LO QUIERO Y NO LO QUIERO

nuez.jpg

Muchas personas asisten a consultas astrológicas para saber por qué no logran lo que desean o si existe alguna situación de vida que no esté destinada para ellas. Estas personas no se dan cuenta de que sus propios miedos son los obstáculos que impiden que una situación positiva, renovadora o creativa se manifieste. Si queremos algo, pero no lo obtenemos, es porque inconscientemente no lo deseamos.

Esto puede parecer una contradicción, porque ¿cómo puedo desear algo y al mismo tiempo no desearlo? Generalmente no nos damos cuenta de que somos una contradicción, de que vivimos desintegrados, pero no somos conscientes de nuestra incoherencia, y éste es el motivo por el cual no logramos lo que queremos.

Por ejemplo, algunas personas dicen que desean estar saludables pero inconscientemente desean permanecer enfermos para recibir atención o afecto. Otros dicen que desean tener una relación de pareja pero no se han dado cuenta de que le temen a la intimidad. Otros dicen que desean conseguir un empleo mejor pero tienen miedo a las situaciones nuevas, en espacios nuevos y con gente nueva.

De manera tal que la responsabilidad por tu destino es tuya, aunque en algunos casos puede ser compartida, porque el miedo inconsciente también es compartido. Si crees que tu papá fue “el único culpable” de que nunca se hayan mudado cuando eras niño aunque “toda la familia lo deseara”, no sólo él tenía miedo al cambio, sino que el resto de la familia también lo tenía. Si crees que tu pareja es “la única culpable” de que no puedan tener hijos, no solo ella tiene miedo de procrear, sino que también lo tienes aunque tu pareja parezca ser la única estéril.

Para lograr materializar cualquier circunstancia, tu mente debe estar libre de toda incoherencia, de toda resistencia o de todo miedo, y para que puedas liberarte de todo miedo, debes ser capaz no solo de crear situaciones nuevas sino de adaptarte a cualquier circunstancia que se te presente.

La interpretación de nuestra carta natal puede ayudarnos a entender cómo nuestros miedos inconscientes nos llevan a actuar de formas contradictorias y cómo superarlos conscientemente.

Rubí Uzcátegui / Astróloga – Bodhisattva zen

 

COMENTARIO: Las contradicciones son, desde el punto de vista del Zen, aquello que llamamos una clara manifestación de la dualidad. Cuando meditamos hacemos un esfuerzo muy valioso para colocarnos por encima de esa dualidad. La astrología – una herramienta que te invita a “meditar” sobre tu vida –  puede llevarte a caminar la senda de aquellos que desean superar la dualidad y a erradicarla de sus vidas. Hacernos responsable de nuestra propia vida es, sin duda, la misma “iluminación” que el Zen nos propone alcanzar.

NOTA: Si deseas conocer sobre tu carta astral,  te recomiendo visitar: http://www.sakisho.wordpress.com

Anuncios

Texto 2540 – ME PREGUNTO YO TAMBIÉN

saber

¿Por cuántos años debe permanecer inmóvil un hombre antes de que sepa lo que tiene que hacer y cómo tiene que hacerlo?

Johannes Von Goethe

No sorprende la pregunta de Goethe. Es realmente impresionante ver cómo la gente vive vidas inmóviles (físicas, emocionales y mentales).   Cuando realmente comprendas el Zen, te darás cuenta de que uno medita en una postura inmóvil y silenciosa para aprender a “moverse” en el mundo real. La inmovilidad experimentada durante zazen genera – al salir del estado meditativo – la sabiduría necesaria para que el hombre sepa lo que tiene que hacer y cómo tiene que hacerlo. Del silencio imperturbable surgen las acciones creativas, nuevas y regeneradoras que nos permiten vivir la vida activamente.  Esto es moverse. En el budismo aprendemos que meditar es lo que nos mantiene en movimiento.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Texto 2539 – EL KARMA VIAJERO

travel

La ley de causa y efecto, uno de los Dharmas que debe conocer el practicante del budismo, es una conspiración diseñada para ayudarte a “despertar”. Una vez despierto (se refiere al que “vive” en el momento presente) este Karma ya termina su viaje para el budista. Millones de causas y sus efectos se ponen en movimiento – algunos agradables, y otros no tanto – para sacudirte. Sin embargo, quien carece de una conciencia objetiva activa (no dormida) puede ser visitado millones de veces por las olas del despertar y nunca ser mojado ni por una gota de ellas.

Despertar es el fin del viaje. Es la “liberación” profetizada por todos los maestros de la transmisión. Es la condición perfecta en la cual el hombre-buda deja de ser afectado por la ignorancia (sufrimiento, karma).

En muchas oportunidades las personas a nuestro alrededor (siguiendo las instrucciones de la ley del Karma) te ofrecen algo para ayudarte a iluminar tu vida. Para que esto ocurra, el universo entero se ha movido. Tu actitud será la de aceptarla o rechazarla, pero por favor “responde algo”. – Saki Sho

Cuando el Karma viajero llegue hasta ti, responde algo. Muévete. Despierta, por favor. Aprende – de una vez por todas – a apreciar los eventos como mensajeros del universo que conspira a tu favor. ¡Abre los ojos!

Paul Quintero (Monje zen) / Rubí Uzcategui (Bodhisattva)

NOTA: Cuando veas al Karma viajero visitar a otros, abre la puerta de tu casa para ver que tiene para vos.

Texto 2538 – ¿DÓNDE VIVEN LOS DEMONIOS?

demons

¿Dónde viven los demonios? – Los demonios, estimado lector, están en todas partes: escuelas, hospitales, en las calles, oficinas, congresos, centros comerciales, a tu lado en un autobús, en la radio, en la televisión, Facebook, etcétera. Un demonio es solo un desorden.

¿Cuántas mentes “ordenadas”, “disciplinadas”, “despiertas” conoce usted? – Hemos aprendido a sobrevivir entre demonios pues siempre hemos vivido entre ellos. Siempre. Ya hemos sido inoculados con el virus de estos seres. Aun así, muchos logran ordenar sus mentes. Cualquiera sea su número, la presencia de personas equilibradas es un regalo para la salud general de todos.

En las existencias demoníacas no existe ni pureza, ni comportamiento apropiado, ni verdad”.  Satsvarupa dasa Goswami

Veamos, ¿en cuántas personas ve usted pureza, comportamiento apropiado y verdad? – En cualquiera que carezca de estas cualidades elevadas puede haber un demonio activo. Es muy sencillo. Demonio es, repito, desorden. De cualquier tipo. ¿Nos convierte esto a nosotros también en demonios? – Que desarrollemos o no esta condición de demonio dependerá solamente de nuestro nivel de conciencia.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Texto 2537 – EL ZEN ES COMO EL JABÓN

soap

El Zen es como el jabón. Primero lo usáis para lavaros y después os lo enjuagáis. De hecho, la naturaleza del jabón es desgastarse. – Gary Thorp

Esta idea es muy interesante. El Zen no es un ornamento, algo que se exhibe. El Zen es una mente clara, una visión realista del acontecer de las cosas (las cosas y yo somos lo mismo). Un verdadero practicante de Zen no se echa un perfume zen para oler a Zen. Así como os bañáis y luego enjuagáis vuestro cuerpo, así deberíais disponer del Zen. Bañarse de Zen equivale a practicarlo; enjuagarse equivale a soltar esa “idea” de Zen que puede perseguirnos y que obsesiona a muchos. Esta es una de las complicaciones más comunes dentro de las mentes de los practicantes de Zen (nuevos y veteranos): no dejan de oler a Zen, su jabón zen huele a la distancia. Esto es un error.

Cuando practicáis el Zen luego debéis soltar ese mismo Zen. El zen es libertad, espontaneidad…no un olor a jabón ni a perfume. Quienes desean impresionar egoicamente a otros por medio del Zen, lo matan. Se convierten en demonios.

Uno practica el Zen (usar el jabón y enjuagarse) hasta que se desgaste totalmente. Es solo cuando el jabón se ha desgastado cuando mejor huele, cuando más limpia. Quienes tratan de ser el budista perfecto que idealizan a diario, solo se bañan con el jabón zen, pero no se enjuagan. Quienes se sienten felices con el budista que son, ya se han enjuagado, se han sacado ese jabón del cuerpo (y de la mente). Poseen entonces un cuerpo y una mente limpia. Es justamente esta limpieza (suci) la que siempre han alabado los maestros de la transmisión. Esta limpieza es propia del hombre nuevo, libre y sin olor a Buda. Solo este hombre puede ayudar a otros a liberarse del yugo de sus ideas limitantes y de los olores a gloria que provienen del ego. Bañaos y enjuagaos: esto es Zen.

Cuando se os acabe el Zen, seréis genuinamente Budas.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Texto 2536 – LEYES PARA LA TRANSGRESIÓN DE LOS KAIS

kais si

Así como los kais pueden ayudarnos para alcanzar nuestra liberación (para ello fueron instituidos), existen leyes para cada uno de los kais transgredidos por un ancestro. Esto debe ser estudiado profundamente para que el practicante de la Vía conozca la relación con su salud y sufrimiento.

Así, un debilitamiento del corazón acompañado de perturbaciones gustativas revela un abuso del alcohol. Un mal estado funcional de los riñones acompañado de perturbaciones de los órganos auditivos atestigua un pasado en el que se practicaron relaciones sexuales prohibidas (adulterio, incesto…). Una enfermedad del bazo significa que el pasado ha sido rico en mentiras, en fabulaciones. Estar enfermo de los pulmones y tener perturbaciones de origen nasal traduce una antigua inclinación al robo, una práctica de pillajes y riñas.

 Taisen Deshimaru roshi / La Práctica de la Concentración

 

COMENTARIO: Si el practicante de la Vía conoce de estas tendencias o inclinaciones amorales de su familia en el pasado, su práctica será valiosísima para poder ayudar a cortar ese mal Karma. Si no las conoce, de igual manera su práctica irá corrigiendo esas faltas ancestrales hasta disolverlas. A veces no es muy fácil detectar las faltas dentro de la misma familia pues por generaciones enteras estas faltas fueron secretos bien guardados. Pero, guardar esos secretos, solo empeora las raíces de las nuevas generaciones y por ello les cuesta mucho “tocar tierra”. Huir de estas verdades secretas no resuelve nada y perpetúa el mal Karma familiar.  Por esto aparecen las enfermedades aparentemente misteriosas o incomprensibles (¿por qué a mi?) en tantas familias. Por eso, cuando alguien en tu familia se acerque a alguna corriente espiritual nueva (sea budismo, yoga, hinduismo o se haya, por ejemplo, hecho seguidor de Krishna) déjenlo quieto. El mal Karma ha encontrado por fin un personero de la verdad que puede ayudar a corregir el mal Karma de tu familia. El que tenga oídos para oír, que oiga. Por supuesto, no transgredir los preceptos genera vidas felices, sanas, estables.

 

 

Texto 2535 – TERAPIA DE KARMA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Una terapia de Karma está necesariamente constituida por reglas de acuerdo a la moral tal y como debe ser practicada por medio de los kais (preceptos morales del budismo).

La ley búdica sobre el Karma enseña, en efecto, que la herencia kármica transmitida y generadora del sufrimiento puede ser cortada a fuerza de paciencia, de resistencia y de perseverancia, virtudes capitales, que tienen el poder de desgastar el sufrimiento y autentifican la llegada de la verdadera libertad.

El Karma heredado de malas acciones cometidas por nuestros ancestros continuará así hasta que uno de los descendientes decida agotar ese Karma siguiendo los kais y ejercitándose en la paciencia con respecto a los sufrimientos que soporta”.

Taisen Deshimaru roshi / La Práctica de la Concentración

 

COMENTARIO: Todo esto es lo mismo que hace el seguidor sincero de la Vía al practicar zazen. Haber alcanzado un nivel de conciencia elevado (leer el texto 2526) es muy aconsejable, pues de lo contrario podría parecer que avanzas en tu crecimiento interior y que cortas con el Karma, pero tus pies – junto con tu espíritu – no se mueven en lo absoluto. Llegar al Zen representa para sus seguidores la práctica jubilosa de esta terapia. ¡No lo dudéis!