Texto 2396 – KARMA Y LIBERACIÓN

images (61)

A la Astrología también se le puede llamar “Ciencia del karma” puesto que sirve para conocer y entender las tendencias kármicas con las que una persona tendrá que lidiar en su vida. Ya que los astros se mueven constantemente, los campos energéticos cambian. Es así como los seres humanos se ven afectados por diferentes campos energéticos dependiendo del lugar y momento de su nacimiento.

Es importante destacar que el karma es también un cúmulo de tendencias inconscientes heredadas de nuestros ancestros y no se trata como muchas personas creen, de la fuerza definitiva que controla nuestras vidas. Nuestro karma también es lo que hacemos con esas tendencias inconscientes. Podemos decidir entre seguir causando sufrimiento, tanto a nosotros mismos como a los demás o crear una vida armónica que nos beneficie a todos. La liberación también es una “oferta” de tu karma, solo hace falta que quieras liberarte.

Al respecto, el Maestro Taisen Deshimaru nos dice: “La noción de karma no excluye la posibilidad de escapar del propio destino. La voluntad del hombre puede intervenir en su karma y transformarlo. El ser humano no es un organismo definitivamente estructurado y rígido. […] Una multitud de posibilidades se le ofrecen, que van desde la rigidez tenaz, afirmación del ego, la flexibilidad más adaptable, hasta el eventual abandono del ego.”

Independientemente de cual sea tu tendencia inconsciente, puedes liberarte de ella por medio de tu voluntad. ¿Y cómo puedes saber si estás actuando de acuerdo a tus tendencias inconscientes? La respuesta es muy sencilla. Lo sabrás si estás sufriendo o si no experimentas una paz inquebrantable.

¿Qué haces con tu tendencia al sufrimiento, actúas siempre de la misma manera o asumes una nueva disposición ante tu sufrimiento? Si tu vida no cambia, es porque haces lo mismo día tras día. Para lograr algo que nunca has logrado, debes hacer algo que nunca has hecho.

¿Qué haces con tu tendencia al deseo, los excesos, la avaricia, el apego, la gula, el abandono del cuerpo (gordura, anorexia, drogadicción, alcoholismo, intoxicación), la cólera, la tristeza, la rabia, el rencor, los celos, la pereza, el orgullo, la arrogancia, la ignorancia, la distracción, la duda o a las percepciones erróneas?

Ahora sabes que no puedes culpar al karma.

Rubí Saki Shō – Bodhisattva / Linaje de Taisen Deshimaru

Blog: sakisho.wordpress.com

Twitter: @ruby_zen

Texto 2395 – TRES TIPOS DE KARMA

karma-low-res-Copy

He tomado estas líneas del libro Astrología, Karma y Transformación del astrólogo Stephen Arroyo para darles a conocer sobre esta manera de ver el Karma de una manera  positiva y alentadora.

“Una antigua tradición de la India divide los tipos de Karma en tres tipos. Al Pralabd Karma se lo considera el destino (hado), el Karma que deberá encontrarse en la vida presente. Este modelo básico de destino es considerado fundamentalmente inalterable, simplemente un modelo y una secuencia de experiencias que el individuo ha de tratar en esta encarnación. Sin embargo, se dice que un enfoque espiritual de la vida, el auxilio de un maestro espiritual, o sencillamente la gracia del Señor puede intervenir ocasionalmente para reducir el impacto del Karma particularmente pesado, convirtiendo de esa manera una cuchillada en un pinchazo.

El Kriyaman Karma es el Karma que estamos fabricando ahora en esta misma vida, cuyos efectos tendremos que enfrentarlos en una época posterior. La primera razón de las disciplinas a veces severas de varios senderos espirituales es que tal control de la conducta puede ayudar, a quien viaja por el sendero, a abstenerse de fabricar más Karma que inhiba su progreso espiritual en el futuro. En vez de practicar tales disciplinas, el primer modo de evitar la creación de Karma es abstenerse de deseos y apegos intensos, mientras simultáneamente se cultiva el espíritu apropiado y la actitud desapegada en el cumplimiento de nuestros deberes diarios. Naturalmente, el mantenimiento del espíritu apropiado y del desapego es muy difícil, y en la mayoría de las enseñanzas espirituales se considera que es absolutamente imposible sin la ayuda de la meditación.

Sinchit Karma es el término que se da a la reserva de Karma que acumulamos durante muchas vidas pero que no está específicamente activo en esta encarnación. Según estas enseñanzas, en miles de encarnaciones, acumulamos tan vastas marañas kármicas que sería imposible encontrar todos los resultados de pensamientos y acciones pasados en una sola vida. Sencillamente, estaríamos agobiados física, psíquica y emocionalmente. De allí que se mantenga en reserva la porción de nuestro Karma no asignado al destino de nuestra vida actual, o pralabd Karma. Según estas enseñanzas, también tendremos que enfrentar todo ese Karma alguna vez en el futuro, al menos que un Maestro Espiritual Perfecto nos alivie de esa carga”.

Consideremos de suma importancia este conocimiento para tener una visión mucho más clara del Karma. Podemos comprender que las tres manifestaciones: Karma-destino,  Karma-en-proceso, y Karma-acumulado son categorizaciones esclarecedoras que nos permiten ver lo amplio de la idea del Karma. El Karma es un singular “mapa personal” tan particular que nadie puede ni siquiera suponer que su Karma sea igual o parecido al de ninguna otra persona. Nuestra vida se rige por aspectos invisibles que nos conducen por caminos de éxito o miseria según seamos capaces de descubrir esas influencias y a superarlas. El cultivo interior es una tarea general que cada quien debe poner en práctica según su sistema de credo. El Karma Destino (Pralabd Karma) podría confundir a quienes tomen la idea de destino al pie de la letra. Destino es “posibilidades”, mas el “hacedor” de la vida que hemos de vivir es uno mismo. Les recomiendo estudiar los tres tipos de Karma para poder superar  los cuentos fantásticos y absurdos que muchos consideran como Karma. Si crees que tu condición de vida es, por ejemplo, una prisión de la que no puedes salir por lo que tú has creído hasta hoy que es el Karma; o que si tú siembras un campo con flores se secará pues así te lo han hecho creer pues en tu familia nunca ha habido agricultores; o que debes ser gordo toda la vida “por Karma”… estás muy equivocado. Karma es creación y construcción, un mundo de posibilidades a tu alcance. Aprende a usar tu potencial único para ser lo que deseas ser; busca inspiración en tu historia personal (Karma), y nunca te limites.

 “La causa principal del desorden en nosotros mismos es la búsqueda de la realidad prometida por otros”. – Jiddhu Krishnamurti

Sensei Paul Quintero / Monje zen

NOTA: La idea – propia de la India – de que pudiera uno encontrarse con un maestro espiritual que pudiera ayudarnos a superar gran parte del peso del Karma se las dejo como reflexión personal. No es este el punto a estudiar.

 

 

Texto 2394 – DE KU A SHIKI

cuerpo

Taisen Deshimaru dice que nuestra vida ordinaria es “shiki” (el mundo fenomenal). Y cuando practicamos zazen, este zazen es “Ku”. Por eso la frase “shiki soku ze ku, ku soku ze shiki” nos explica que la vida diaria común debe llevarnos a “ku”: zazen, vacío. Y desde esta condición de vacío – zazen (ku) – debemos re-insertarnos en la vida cotidiana.  ¿Qué es este vacío? Es la condición mental más allá de la influencia de las categorías y las circunstancias. Esta condición llega de manera natural, automática e inconsciente. No se alcanza pensando con la mente ordinaria (shiki).  Si practicamos zazen podremos comprenderlo.

A partir de los fenómenos – shiki -, de nuestra vida cotidiana debemos volver a ku, zazen. Y de ku volver a shiki para ayudar a todos los seres a armonizarse. Si cada día nos concentramos por un tiempo razonable en el verdadero zazen, podemos luego sumergirnos en los fenómenos, volver al verdadero ego y brindar sabiduría en la vida cotidiana. Zazen se vuelve entonces el timón de nuestro movimiento en la vida.”  – Taisen Deshimaru / El anillo de la Vía.

Durante zazen (ku) morimos, nos deshacemos de nuestras propias categorías y de las de los demás. Volvemos a la vida (shiki) sin ego, sin rabos ni huellas. Este es el camino del Bodhisattva. El Bodhisattva es un hombre que experimenta la vida y la muerte sin cesar y es justamente gracias a esta vivencia que surge su capacidad para lidiar con la vida y la muerte de los demás. El Bodhisattva se hace íntimo con la muerte (ku) y revive en el mundo ordinario (shiki) sin ningún temor. Su vida es una constante renovación con la que puede hacer mucho por los demás seres sensibles. No existe otra manera de hacerlo.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Texto 2393 – SATORI SIN SATORI

body

El satori es el momento cuando se trasciende la conciencia personal estrecha y se penetra en la conciencia absoluta. La conciencia absoluta es Hishiryo: la conciencia más allá de nuestra conciencia personal sustentada en el dualismo y los opuestos. Esto no es muy fácil de comprender pues la visión estrecha de nuestra vida no nos lo permite; nuestra mente está muy comprometida con el mundo fenomenal y nuestras ideas se mecen como olas indisciplinadas empujadas por el viento de los pensamientos. Satori es comprensión elevada. Mar profundo. Nirvana.

En la tradición budista, la meta de las técnicas de liberación y de las prácticas espirituales se llama “nirvana”, término que muchos occidentales que buscan penetrar en las honduras de la de la sabiduría budista no interpretaron correctamente. El significado literal de “nirvana” es “donde no sopla el viento”. En otras palabras, el único modo de lograr el avance espiritual es “despertar” (“Buda” significa sencillamente “quien está despierto”) a un nivel de consciencia más allá del dominio del Karma y más allá de los planos de la iluminación. Podemos inferir de estas enseñanzas que el único modo de tratar el Karma, en última instancia, es elevarse por encima de él. – Stephen Arroyo / Astrología, Karma y Transformación.

Deshimaru nos dice que las ilusiones son como un mendigo que nos acosa sin cesar. Este siempre vuelve por más que lo ahuyentemos, y finalmente abandona; en algún momento cuando nos damos la vuelta para volverlo a ahuyentar o para ceder ante estas ilusiones, ya no hay nadie…este es el Satori.

Cuando ya no nos interesamos en las banalidades, la mente se libera de las ilusiones y despierta a una nueva realidad. No hay sujeto, no hay objeto…el mar de ilusiones y quien las alimentaba han desaparecido. El ego nunca disfruta del Satori.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

Texto 2392 – LA FELICIDAD Y NUESTRA SUERTE

Kishigami_zen_Japan_Deshimaru_Paris

La verdadera libertad es también estar feliz con su suerte. Siempre puede intentarse mejorarla, superarla, llevarla más lejos, más alto. Pero no se trata en lo absoluto de quejarse, pues esto es aún complacencia con respecto a sí mismo, como también lo es la autosatisfacción. Ambas atan y provocan estancamiento. La verdadera actitud es ir libremente, burlarse tanto de las dificultades como del placer.

Taisen Deshimaru Roshi / El anillo de la Vía

COMENTARIO: Si no te burlas de tus atacantes y de tus aduladores, de tu infelicidad y de tu felicidad no eres un hombre de la Vía. Es imprescindible trascender todos los eventos de nuestra vida de practicando el desapego. Todo está en movimiento constante, y nuestra despreocupación (burlarnos de las cosas) nos ayuda a comprender el movimiento incesante de “lo que nos ocurresonriéndole a nuestro Karma pasajero, a nuestro Karma actual en construcción (Kriyaman Karma).

 

Texto 2391 – MORIR EN CADA ZAZEN

Nccc

Durante zazen, las condiciones en las que se sitúa el maestro para dar su educación son como el tiempo de la muerte en el instante de la muerte. Entonces, muchos sufrimientos, morales en particular, se eliminan”.

 Taisen Deshimaru / El anillo de la Vía.

COMENTARIO: Ante la muerte que te enseña en el instante en que mueres, no dejes de morir libre de sufrimiento. Dejar de apegarse a la ignorancia y al sufrimiento debe darse a cada instante. Vida y muerte se visitan en todo momento. Zazen es “morir en paz”.  Si no deseas “morir”, no practiques zazen. Dedícate entonces – nadando dentro del océano de la ignorancia – a perpetuar tu Karma y tu dolor, y sigue viviendo tu falsa apreciación de la vida/sufrimiento.  Si comprendes esta muerte, tu zazen es un zazen perfecto.

Texto 2390 – UNO NO IMITA A BUDA

2737 (1)

¿Por qué no debemos imitar al Buda? – Porque tu propia naturaleza es Buda. Cada discípulo de Buda es un nuevo y único buda. No hay necesidad de imitar a los budas del pasado. Los budas del pasado son nuestra inspiración, pero ya están muertos. La energía de sus  Karmas elevados alimenta la conciencia de sus discípulos. Pero, nadie debe imitar las características personales de ningún maestro de la transmisión. Haber sido discípulo de Yves Carouget o Taisen Deshimaru, por ejemplo, no quiere decir que ahora uno deba  imitarlos para ser un “petit Carouget” o un “petit Deshimaru”. El maestro ejerce su fuerza e imprime su energía sobre las mentes de sus discípulos para sacarlos de su condición humana servil y enseñarles el Dharma de Buda. Imitar a Buda y a los maestros es ser muy superficial, estar muy apegado a la “forma”. Zazen es espontaneidad y libertad, conciencia más allá de la conciencia humana ordinaria. Ninguna “imitación” es favorable en la senda del Buda. Zazen nos ayuda a crear desde otra dimensión, una dimensión sin olor a costumbres humanas ordinarias. Después de todo, en el Zen no existen “comparaciones”. Vivir en el ahora es justamente no imitar. Toda imitación apegada a la forma es un fraude. In fraudem incidere, in fraudem impellere et fraudem ferre. (Quien cae en el error, induce al error y perjudica con engaños).

Sensei Paul Quintero / Monje zen

NOTA: La frase “petit Deshimaru”(pequeño Deshimaru) la empleaba nuestro sensei Yves Carouget cuando alguien foráneo o de la casa imitaba torpemente al maestro Deshimaru . Gracias a esta apreciación podemos descubrir de inmediato las imitaciones fraudulentas.  Sensei Carouget creía firmemente en un Zen latino, libre y desapegado de las tradiciones históricas seniles. Zazen es momento presente. Historia sin historia.