Texto 2874 – SOBRE EL BODHISATTVA

EL bodhisattva es capaz de cruzar el río, por así definirlo, sin caer en sus turbulencias. Su mente actúa de acuerdo con lo que es, no seguirá leyes; hará lo debido en el momento correcto. Si la vida se le presenta caótica, la acepta, y de alguna forma las cosas se solucionan por sí mismas.

Todas sus acciones son fluidas, no hay ninguna rigidez. Todo encaja en su sitio, como si alguien hubiera pasado años y años resolviendo la situación. El bodhisattva no actúa de forma premeditada; se limita a “comunicarse”.

El comportamiento del bodhisattva (metáfora) es como el camino de un elefante. Los elefantes no se apresuran, caminan despacio y con seguridad por la selva, un paso tras otro. Siguen su senda. Nunca caen ni se equivocan. Todos sus pasos son seguros y concretos.

Chogyam Trungpa

COMENTARIO: La espontaneidad representa la claridad de la Mente. Nada entorpece esta espontanea libertad. El bodhisattva vive el momento. No se alarma, no regresa a los eventos…solo sigue su camino con Mente Clara.

Texto 2873 – ZEN SIN ETIQUETAS

El Zen macrobiótico no es el verdadero Zen, así como tampoco el “Zen-yoga”, o el “Zen-salud”, o el “Zen-Teravada”. Nunca he aceptado compromisos, ni he hecho diplomacia. He practicado el verdadero Zen, shikantaza. De esta manera he propagado el Zen auténtico.

Cuando la leña se ha convertido en cenizas, las cenizas no pueden volver a ser leña”. – Genjokoan

Taisen Deshimaru Roshi

COMENTARIO: Adornar el Zen, agregarle nombres y prácticas que no van con el Zen…es absurdo. El Zen no necesita de nada. El Zen está más allá de los agregados humanos. Si modificáis el Zen, perdéis el Zen. Deben quemarse todos los adornos productos de la ignorancia y del ego…así nunca volverán a perturbar la sencilla práctica de shikantaza (solo sentarse). El verdadero Zen carece de adornos. No lo olvidéis.

Texto 2872 – COMPORTAMIENTO Y CONCIENCIA

“Todo comportamiento, toda actitud del cuerpo influencia la conciencia. Esta es la razón por la cual en los sutras budistas, y muy particularmente en el Shobogenzo del maestro Dogen, se encuentran descripciones de reglas estrictas que los monjes deben observar en los diversos actos de la vida cotidiana, acciones simples y tan ordinarias como tomar un baño, acostarse y descansar, caminar, sentarse, tomar los alimentos, aseo personal en el cuarto de baño.

El Karma depende estrechamente de la actitud del cuerpo, del comportamiento y de las maneras, de la acción que se vive a cada instante, ceremoniosamente o no”.

Taisen Deshimaru Roshi

COMENTARIO: Las raíces de tu conciencia clara están nutridas de tu comportamiento claro, respetuoso y disciplinado. Esto es el Zen. No busques más.

Texto 2871 – CÓMO SURGE EL KARMA

De esta manera toda existencia es lo que se ha sembrado. Los seres de alta o baja dimensión son fenómenos, aspectos del karma. Los estados de cólera, de amor, de ansiedad, de sufrimiento son producto de vuestro propio egoísmo, egoísmo que es producido por la conciencia personal. Si aceptamos todas las existencias, sino producimos un espíritu negativo, por todas partes y siempre podemos sentir alegría y placer. La ansiedad y el sufrimiento desaparecen cuando estamos alegres. Si no tenemos ansiedad ni sufrimientos, la cólera no aparece. De esta manera podemos obtenerlo todo de la Gran Vía.

Maestro Taisen Deshimaru

COMENTARIO: El karma es tu amigo más cercano. La sombra que te sigue. Lidiar con el Karma es lidiar con el egoísmo. De esto se trata el budismo.

Texto 2870 – LAS PASIONES

“Para aquellos que siguen sus pasiones, el sufrimiento que se experimenta es mucho mayor que el sufrimiento que ellos pudieran encontrar en La Vía. Y no habrá despertar para ellos”.

El Bodhicaryavatara

COMENTARIO: ¿Sufres mientras recorres la Vía? Imagínate cuanto sufre el ignorante que no la recorre. Por eso, recorrer la Vía te brinda la oportunidad de calmar tu sufrimiento. No lo dudes.

Texto 2869 – LA GENEROSIDAD

La generosidad trascendental se suele interpretar mal en el estudio de las escrituras budistas, y se le da el significado de ser bueno con alguien inferior a ti. Alguien sufre, y tú estás (así lo crees) en una situación superior y puedes salvarle, lo cual es una forma muy ingenua de mirarle por encima del hombro. Pero en el caso del bodhisattva, la generosidad no es tan insensible. Es algo muy fuerte y poderoso: es comunicación.

La comunicación tiene que ser “irradiación”, recepción e intercambio.

Chogyam Trungpa

COMENTARIO: Ser un bodhisattva es algo muy delicado; se necesita abandonar la idea del ser superior a otros, erradicar la ira, la prepotencia, el engreimiento. Se debe poder entablar una comunicación muy sensible y personal con todos los seres con los cual hemos de encontrarnos. No es nada fácil, pues las otras personas son – en la mayoría de los casos – lo opuesto a lo que es ser un bodhisattva. La tolerancia y la paciencia sabia son muy importantes para poder ser un buen bodhisattva.

Texto 2868 – BODHISATTVA VALEROSO

El camino del bodhisattva es para aquellos que son valerosos y que están convencidos de la poderosa realidad de la naturaleza-buda que existe dentro de sí mismos. La palabra bodhisattva significa “el que es bastante valeroso para entrar en el camino del bodhi”. Bodhi significa iluminación. Esto no significa que el bodhisattva tiene que estar plenamente iluminado, sino que desea recorrer el camino de los iluminados.

El camino consiste en seis (6) actividades trascendentales que se producen de forma espontánea. Son: generosidad superior, disciplina, paciencia, energía, meditación, y sabiduría. A estas virtudes se les llama “paramitas”. El bodhisattva debe alcanzar la comprensión que supera las idas centralizadas del yo. El bodhisattva no intenta ser bueno o caritativo, sino que lo es de forma espontánea.

Chogyam Trungpa

COMENTARIO: Un maravilloso texto. Todos los bodhisattvas deberíamos leerlo a menudo.

Texto 2867 – LO DE HOY

El budismo zen advierte al practicante sobre la práctica equivocada de guardar comida y sus restos para “otro día”. Una persona (discípulo) consciente debe concentrarse muy bien en lo que el día le ofrece. Mañana es algo incierto. Se come lo que la vida te da hoy y ya. La misma Biblia nos dice: “Vivirás este día” (This day you shall live). Esto es el Zen del día a día. 

En una ocasión durante un retiro de meses, un discípulo le advirtió al Buda que estaba llegando al lugar (generalmente grandes casas de campo prestadas para tales ocasiones al Buda y a sus seguidores por personas amables) mucha gente. Y le preguntó si debía correr a otros poblados con algunos otros monjes para traer más comida y más cobijas para estas personas. El Buda le dijo: “No. Todo estará muy bien con lo que ya tenemos”.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Texto 2866 – NO SE DEBE

No se debe hablar sobre el Dharma, que es profundo y magnifico, a alguien que sea irrespetuoso cuyas costumbres estén asociadas con el engreimiento y el complejo de superioridad (esto se podrá notar por sus vestimentas, mirada, armas que porten y por su arrogancia infinita).

El Bodhicaryavatara

COMENTARIO: Estas líneas de Santideva contestan directamente a quienes desean difundir el Dharma de Buda a otros. Debemos exigir respeto y humildad a quien desee escuchar el Dharma del Señor Buda. El Dharma no es comida para cerdos, ni basura del día anterior.

Texto 2865 – RECIPROCIDAD

“Todos aquellos que sufren en el mundo lo hacen debido a su deseo por su propia felicidad. Todos aquellos que están felices en el mundo son felices debido a sus deseos por la felicidad de los demás”.

El Bodhicaryavatara

COMENTARIO: Hay cosas que son tan claras que no podemos apreciarlas.