Texto 83 – CREANDO UNA MENTE RADIANTE II

En el libro La Voz del Conocimiento, Don Miguel Ruiz sugiere que todos somos artistas. Todos estamos constantemente soñando, constantemente creando  y moldeando nuestras historias. Basados en la cantidad de tiempo que invertimos en nuestros credos, nosotros le damos forma a nuestra historia. Dado que siempre estamos percibiendo nuevas cosas y nuevos eventos, lo que hacemos es filtrar algunos de ellos y aceptamos otra información y otras ideas basados en la perspectiva de cómo esos eventos se alinean con la historia que deseamos crear: la nuestra!

Como Ruiz, yo pienso que es un más poderoso paradigma el vernos a nosotros mismos como artistas que como “sólo gente”. Aun si tú no crees que tú seas del tipo de gente creativa, tú estás creando todo el tiempo.  Tú no puedes no crear! Cada vez que respiras, te mueves, abres o cierras la boca, tú estás creando.

NO VIVIR UNA VIDA ACCIDENTAL

¿Alguna vez has dado un paso atrás y has observado la vida mientras pensabas: “Cómo carajos llegué aquí?”. Es en ese momento de iluminación personal  que tú te das cuenta de que eres el arquitecto de tu vida, pero no hay directrices fijas que te ayuden a ver como resultará tu trabajo e intención con  respecto a esa creación personal. Contamos con un misterioso compás interno que nos ayuda a guiarnos, pero aparte de eso no contamos con más nada. Tenemos que cuidarnos nosotros mismos e ir creando mientras vamos viviendo. Es necesario ser conciente de ello. Esto puede ayudarnos a ver mejor lo que hacemos con nuestra vida a cada instante.

De hecho, somos “recolectores”, cazadores de origen prehistórico que seleccionan sus presas y sus zonas para vivir para preservar su vida. Nuestra vida es una colección de personas, acciones, medidas tomadas, inspiraciones, errores y éxitos.

Tenemos que tomar control conciente de nuestra presencia en esta vida y conducirnos a través de ella de la mejor manera posible. Lo más importante es tomar el volante y no vivir de accidente en accidente. Lo importante es que no nos rindamos (que usemos nuestro poder) y no renunciemos a la propiedad de nuestra mente! Para esto se practica zazen: para reconocer que tu mente es tu mayor tesoro.

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: