Texto 192 – ESTAR PRESENTES

La meditación es necesaria para debilitar el poder de nuestro ego. Conocer al ego, es igual a quitarle poder. Debemos vigilarlo y darnos cuenta de cómo enfermamos, tratamos mal a otros, vivimos vidas miserables debido a su poder incontrolable. Debemos estudiarlo muy bien para poder descubrir sus farsas. La atención consciente se convierte en nuestra energía liberadora.

Cuando tú sufres, haces sufrir a la gente que te rodea. Es algo muy natural. Por eso debemos aprender a manejar nuestro sufrimiento, para que no lo vayamos repartiendo a otros. No debes permitir que tu sufrimiento haga daño a tu familia. Ni que perturbe a tus amigos y hasta a desconocidos. La práctica de la respiración consciente tiene el poder de transformar nuestra vida cotidiana. Según el Buda y según nuestra experiencia, cualquier cosa que abracemos con la energía de la conciencia plena, experimentara una transformación. El Buda que vive en nosotros no es un mero concepto, ni una idea ni una teoría. Es una realidad porque todos podemos generar la energía de ser conscientes.

La plena conciencia (a la cual nos lleva la meditación sentada: zazen) significa estar presente, estar atento a lo que está ocurriendo. Echart Tolle dice que este estar presente no es solo un acto mental, también debes estar presente con todo tu cuerpo. Este estar conscientes es como la energía de un hermano mayor, o la de una madre que sostiene a su hijo entre sus brazos cuidándolo muy bien para que la ira, la desesperanza, la envidia no lo contamine. Todo nuestro sufrimiento nace de la ignorancia y de nuestro no estar presentes en mente y cuerpo en cada situación de nuestra vida, en cada instante. Para eso meditamos. Para eso seguimos la Vía del Buda.

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s