Texto 194 – LAS NOCHES SON OSCURAS (Relato Zen)

 

 

 

 

 

 

Pasó que en un templo Zen situado en una remota montaña, un hombre de la ciudad después de su visita de tres días, cayó en cuenta de que en el mismo no había luz eléctrica. Pensando en hacer una donación al maestro del templo, le envió una planta eléctrica para que con la ayuda de un técnico (que él también envió) la instalara y así los monjes pudieran tener luz durante sus noches. El maestro recibió el regalo, el técnico instalo la maquina…y se fue.

Al cabo de unos meses, nuestro amigo benefactor visitó de nuevo el templo, y caída la noche observó que nadie hacía el mínimo intento para encender la máquina.

Este esperó un poco más, y cuando se dio cuenta de que definitivamente nadie va a encenderla, le preguntó al maestro:” ¿Cuándo van ustedes a encender la planta eléctrica para que tengamos luz?”

El maestro, con notorio asombro, le contesta de inmediato: “¿Luz? ¿Para qué? ¡Es de noche!

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

2 comentarios to “Texto 194 – LAS NOCHES SON OSCURAS (Relato Zen)”

  1. ANYELO SUAREZ Says:

    siempre queriendo modificar la naturaleza de la vida y después nos preguntamos por que hay tanto sufrimiento ..gassho maestro … d mutan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: