Texto 204 – DEL AMOR A LA SOLEDAD Y AL SILENCIO

Busca tiempo convenible  para estar contigo y piensa a menudo en los beneficios de Dios. Deja las cosas curiosas, y lee libros que te hagan crecer y te ayuden a ver dentro de ti. Si te apartares de las pláticas superfluas y de andar en balde, y de oír nuevas murmuraciones, hallarás tiempo suficiente y aparejado para pensar buenas cosas. A veces, por estar entre los hombres, se vuelve uno menos hombre. Esto también se experimenta cuando hablamos demasiado. El silencio debe ser nuestro buen acompañante. Él nos saca de la condición de hombre mundano.

Por tanto, el que quiere llegar a las cosas interiores y espirituales, conviénele apartarse con Jesucristo de la gente. Estar con Cristo te brinda seguridad. La seguridad de los santos siempre estuvo llena del temor (no miedo) divino. Sólo siente miedo el que no conoce. Pero, conociendo a Jesucristo, siguiéndole en sus enseñanzas, ¿cómo no vas a sentir seguridad? Por eso, haz silencio. Comunícate con Él. Medita en su enseñanza. Hazte fuerte.

¡Oh, Quien cortase con todo lo vano, y pensase solamente en las cosas saludables y divinas, y pusiese toda la esperanza en Dios, cuán sosegada paz poseería. Entra en tu retraimiento y destierra de ti todo bullicio. En vuestras camas meditad profundamente. En el recogimiento hallarás lo que pierdes muchas veces por fuera.

En el silencio y sosiego se perfecciona el ánima devota y aprende los secretos de las Escrituras. Pues así es: quien se aparta de amigos y conocidos, estará más cerca de Dios y de sus ángeles. No te muestres en demasía. ¿Para qué quieres ver lo que no te conviene tener? El mundo pasa y sus deleites. Lo sensual atrae y te atrapa, pero es hoja que lleva el viento: simplemente pasa. Y a veces de tanto apego a lo sensual, terminas triste y confundido. La impermanencia es un hecho. La salida alegre causa muchas veces triste y desconsolada vuelta, y la alegre tarde trae triste mañana.

Alza tus ojos a Dios, en silencio, sin apegos a este mundo efímero, y revisa tus negligencias. Deja lo vano a los vanos, y tú ten cuidado de lo que manda Dios. Cierra tu puerta sobre ti, y llama a tu amado Jesús. Está con Él en tu habitación, pues no hallarás en otro lugar tanta paz. Si no salieras y oyeras nuevas (del mundo y de su bullicio), perseverarías mejor en la paz. El que escucha novedades, sólo busca atribular su corazón.

(La Imitación de Cristo, Tomás de Kempis – 1656)

 

Nota: He colocado este texto del Libro “La Imitacion de Cristo” para que la gente Zen saque sus propias conclusiones. Zen y Cristianismo comparten muchas referencias. Para una persona Zen, Cristo o Dios son también Energía Cosmica o Maha Shakti. Descubre las similitudes estudiando otras Vías para poder ejercer tu compasión con todos los seres.

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

2 comentarios sobre “Texto 204 – DEL AMOR A LA SOLEDAD Y AL SILENCIO”

  1. ME ENCANTA EL TEXTO, ES MUY COMPLETO Y CIERTO, CERO APEGOS.. GRACIAS POR LA PAGINA Y POR COMPARTIR CON NOSOTROS ESOS TEXTOS TAN MARAVILLOSOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s