Texto 206 – ¿IMPERMANENCIA? ¡EL COMIENZO DEL DISFRUTE!

 

 

 

 

 

 

 

La vida no es para siempre. El pasado, el presente y el futuro son simplemente un reflejo de la naturaleza cambiante de la vida. Este relato ilustra esta eterna verdad. Un viejo monje fue invitado a pasear con el emperador de turno en China. Este acompañó al emperador a supervisar su reino. Mientras miraba desde el borde del precipicio, el emperador fue sobrecogido por una emoción negativa y lágrimas comenzaron a rodar por su rostro. Entonces dijo: “Yo soy el emperador y conquistador de todas las montañas y ríos de este reino y, sin embargo, no los puedo poseer para siempre.” Al oír esto, los oficiales que le acompañaban comenzaron a llorar también. El viejo y sabio monje soltó entonces una carcajada y dijo: “Si una persona pudiera vivir para siempre, entonces nunca habría sido su turno para ser emperador!”.

Lo que la gente no ve es que la real felicidad proviene de un sentido de estabilidad y de aceptación en todas las situaciones. Hay un viejo proverbio chino que dice “Cuando nos sentimos contentos, nos sentimos cómodos hasta en una pequeña choza. Cuando nos sentimos en paz, hasta las raíces de los vegetales nos parecen deliciosas. “Un análisis honesto nos revelaría que la mayoría de los deseos provienen de la necesidad de satisfacer nuestra codicia y no nuestras necesidades reales. Vivir eternamente no es una necesidad real.

Todos dependemos de la impermanencia, pues es de su existencia que surge nuestra oportunidad de ser, nuestra oportunidad de usar esta vida que tenemos para expresarnos. Si usas esta vida apropiadamente, puedes crear un buen karma que te conduce a tu liberación. El budista que quiere ser budista permite al Dharma del Buda guiarle y así logra que su mente se libere de las tinieblas y así puede disfrutar cada instante que vive. Si la mente es purificada, el proceso del envejecimiento y de  muerte no debe ser una fuente de preocupación. Solo quien no abandona sus apegos sufre.  Enfrentar el envejecimiento y la impermanencia con sabiduría, virtud y buena disposición es propio de la gente Zen. Únete al grupo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: