Texto 218 – ¿POR QUÉ MI VIDA Y RELACIONES SIGUEN SIENDO TENSAS?

 

 

 

 

 

 

 

Mucha gente se pregunta: “Por qué si practico diligentemente, mis relaciones siguen siendo tensas?” – En el resultado podemos ver la causa: si no se plantan semillas adecuadas, no tenemos por qué esperar un resultado correcto. No es útil lamentarse por el modo en que las cosas resultan en la vida: la realidad ya está aquí y es necesario reconocerla como tal. Debemos recordar que cada situación que enfrentamos es el resultado, el fruto y la evidencia de los esfuerzos realizados previamente. Estas situaciones son el producto final que nosotros mismos hemos creado, son los frutos de nuestros pensamientos inconscientes habituales.

Para esto practicamos la atención y observación a través del zazen. Así estaremos más conscientes de que cuanto nos acontece es nuestra propia creación. Para que quejarse de lo que ya es? – Esta no es la  actitud correcta para un practicante de la Vía. Practicamos zazen para darnos cuenta del poder de nuestros pensamientos indisciplinados. Si algo no nos gusta de este presente, debemos reconocer que nosotros mismos pusimos el pensamiento específico en el pasado para que esta condición se manifestase de esta manera. Hacer zazen no solo es disciplina mental, también es descubrimiento de nuestra realidad. Estas donde tú mismo te pusiste. Comprender esto es esencial, si no nuestra práctica solo será un juego de niños. Se practica para descubrir cuan responsables somos de nuestra vida y nuestras relaciones.

Y lo segundo importante es descubrir que las personas con quienes interactuamos están en el nivel de vida que ellas mismas decidieron tener. Cada ser humano es responsable directo de su condición de vida. Sus pensamientos en la mayoría de los casos han sido equivocados y viven vidas equivocadas y traumáticas.

Practicar zazen es comprender el poder de nuestra mente y el de la mente de los demás. Por eso practicamos la compasión. No se puede desear cambiar a los demás. Nadie puede ser perfecto para simplemente satisfacer nuestro punto de vista y nuestra visión egoísta del mundo. Cada quien es quien es. Y, por eso, si yo practico y no veo cambios radicales en mi vida, debo continuar practicando zazen hasta que pueda controlar mis palabras, pensamientos y acciones para que nuevas semillas de buen karma generen nuevos resultados. Para esto practicamos, no para ser santos, ni seres alados, ni semidioses; solo practicamos para ser quienes somos. Si tomo, fumo, critico, juzgo y esto no me gusta, debo seguir practicando zazen hasta que los nuevos pensamientos provenientes de una mente clara me lleven a nuevas realidades. Mucha gente está demasiado apurada todo el tiempo y por eso no tiene tiempo para zazen. Para ellos, preguntarse por qué están donde están y por qué sufren…es algo normal.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: