Texto 224 – ABANDONAR LO QUE NO SE TIENE

Con cuanto mas deseas cargar?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Budismo es claro en cuanto a la importancia del des-apego. Nuestra mente confundida en cuanto a los requerimientos básicos para un vivir en paz y armonía con uno mismo busca en el exterior algo que le satisfaga y le permita experimentar la experiencia de la vida como algo placentero. Mientras este proceso ocurre, el hombre se distancia más y más de su propia naturaleza original y de su propia verdad. Esa misma verdad que puede indicarle cual vía es la correcta para su crecimiento interno. Alejado de sí mismo (del toro), se propone buscar la verdad fuera de su ser y por supuesto se deja llevar por el mundo de las sensaciones y las pasiones…para, en el mejor de los casos, despertar algún día – a veces muy tarde- a la realidad de que la búsqueda no tenía sentido en el mundo externo, en el mundo de los bonnos (apegos, pasiones, ilusiones).   Buda siempre alertó sobre el estar concientes y poner a prueba toda verdad. Nada, decía el Buda, es verdadero hasta que vosotros mismos lo hayáis experimentado. Y alertaba a los seguidores del Dharma a poner a prueba toda enseñanza que viniese de sus labios.

El hombre busca la verdad sobre el sentido de su vida fuera de sí mismo y sufre. Se deja guiar por su mente confundida y reconoce en las ilusiones su verdad. La mente busca gurús, guías espirituales, maestros que le ayuden a descifrar su vida. No decide nada (decido-fobia), y deja a la suerte decidir por él. El azar se convierte en su guía. Y con ello piensa poder domar a su toro interior: a su sed de conocimiento sobre su vida misma. Ahora bien, tan pocos son los no-buscadores de esta verdad, que llega un momento en el cual uno decide abandonar la búsqueda cuando se compara con la “gente feliz” que le acompaña en su vida social y supone que ellos si están en lo cierto. Ellos, los del lado afuera de la Vía, que no tienen vida propia sino que cual borregos siguen a las pasiones y se apegan a ellas. Allí comienza su verdadero sufrimiento. Se une al grupo de quienes sufren – por su apego a lo que no se tiene – y comienza una vida de sufrimiento igual o peor. De allí la frase “un ciego siguiendo a otro ciego”.

El apego a lo que no se tiene es la raíz del sufrimiento. ¿Quieres vivir 1.000 años? ¿Quieres sentirte feliz teniendo todo lo que deseas (carros, lujos, mansiones, dinero ilimitado)? ¿Crees poder llenar tu vacío espiritual con cosas? – Piénsalo bien. Del mundo ilusorio nada puede llenarte. Pues todo lo ilusorio se desvanece en un instante. Nuestra vida dura muy poco. Es una pompa de jabón sobre una ola del mar. ¿Qué tanto más pueden durar las ilusiones?

¿Cómo disfrutar esta vida? ¿Cómo despertar de este sueño? – Es fácil, diría el Buda, sólo tienes que abandonar lo que no tienes. Así sentirás la verdadera felicidad del pájaro que vuela en el cielo o del tigre cuando penetra en la montaña. Ellos – pájaro y tigre – no necesitan de guías cuando están en su espacio. Deja ya de cargar aquello que no te puede saciar. Viviendo el instante y quemando cada acción en ese instante vive naturalmente. Esa es la vía del Zen: vivir sin apegos. Comienza hoy. Abandona “algo ilusorio” hoy. Estarás más cerca de tu realización. Habrás cortado algo de las hierbas altas que no te dejan ver las cosas tal como son. Un peso menos. Mayor conocimiento de ti mismo. La meditación Zen es sinónimo de “cortar, abandonar”…de buscar la raíz, no las ramas. Practicar Zazen es igual a abandonar lo que no se tiene.

”El mundo está lleno de sufrimientos;

la raíz del sufrimiento es el apego;

la supresión del sufrimiento

es la eliminación del apego”

(Buda)

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

5 comentarios sobre “Texto 224 – ABANDONAR LO QUE NO SE TIENE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s