Texto 228 – LA VÍA ABRUPTA

Maestro Zen Kosen (Francia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Zazen es el método para girar el botón que nos integra a todo el universo.

El universo Zen consiste en sentarse tranquilamente en la postura correcta. Zazen significa poner el espíritu en reposo. El Zen no es un estado en particular, es el estado normal, silencioso, apacible, sin agitación. En el Zen no es necesaria ninguna intención de búsqueda, ni de esfuerzo en particular, ni de imaginación. Es suficiente no ser hipócrita, no ser  dogmático, no ser arrogante, y abrazar las contradicciones.Está más allá de las religiones. Supriman la palabra Zen y pongan en su lugar Verdad, Orden del Universo; o “Vida”. En las religiones, le pedimos a Dios o a Buda. En el Zen uno se dirige a si mismo.

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

4 comentarios sobre “Texto 228 – LA VÍA ABRUPTA”

  1. Un alumno dijo a su maestro,
    ” existe un lugar en mi mente que
    siempre está tranquilo y sereno”
    Rápido – le gritó el maestro-
    deshazte de él.

  2. Sensei me llamo especial atencion la parte de las religiones en el articulo sobre rezar o pedir a una deidad lo entiendo en la judeo-cristiana pero en el Budismo siempre me ha costado entender como es realmente en lo referente a si se le pide a Buda o a nuestra conciencia, y que papel juega el Zen en todo esto ya que en mi opinion personal, y me corrige si no es asi, el Zen proviene del Budismo?

    1. El Zen nace con Buda. Buda no es ni un dios ni un semi-dios. Solo un hombre. En el Zen no se dirige uno a nadie. Durante zazen expandimos nuestra conciencia, y la vida, el cosmos, y la divinidad se hacen parte de ese nivel de conciencia. Por lo tanto ni hay Dios, ni hay Buda. No porque no los haya, simplemente porque ni Dios ni Buda están allí para complacerte ni ayudarte. Ya tú estas en unidad con ellos. El Zen te lleva a ese estado de claridad. Sigue con tu práctica. Dios y Buda te ayudarán a comprender. (Creo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s