Texto 231 – UN BUDA HIZO UN TAMBOR

Jose Daza (Monje Zen) y su tambor.

Hay miles de maneras de ejercer nuestra budeidad. Para José Daza, hacer un tambor es su contribución para el bien de la humanidad. Así no lo sepa.  Cuando un tambor suena, los gakis (demonios, espíritus negativos) huyen despavoridos. En todo templo Zen existe el gran tambor (TAIKO 大鼓)  que ha de tocarse para las ceremonias. Muchos creen que es un ritual y más nada. El sonido de un tambor es un arma poderosísima contra las elaboraciones ininterrumpidas de pensamientos sin rumbo producidas por nuestras mentes inquietas, y además espanta cuanto gaki desee hacernos la vida imposible.

Si cada uno de nosotros tomara un gran tambor y lo tocaramos en el mismo momento durante una semana en nuestro país, todo cambiaria. Todo. Un repique de tambor es, en un templo Zen, el despertar a una nueva conciencia.

Si Buda nunca lo dijo, lo digo yo como discípulo directo suyo a través del honroso linaje de MokudoTaisen Deshimaru e Yves Nan Sen Carouget. Para ellos, un gran y eterno repique de tambores. José, te toca a ti tocar. Gassho y felicitaciones por tu aporte para calmar las mentes y erradicar los males. Sensei Paul quintero.

Nota: Los gakis los creas tú mismo. Un gaki es en sí una metáfora para explicar nuestros propios estados psicológicos. Son simples casos de una mente que nos juega bromas pesadas. Por eso debes ser, según el propio Budismo, una lámpara para ti mismo; así los podrás erradicar. Busca un tambor y contrata a José Daza para que te lo toque. Lo demás es simple iluminación.

Anuncios

6 comentarios to “Texto 231 – UN BUDA HIZO UN TAMBOR”

  1. Mu Gaki San Says:

    En la práctica del zen, cualquier objeto o idea
    puede convertirse en una puerta. Y detrás de
    cada puerta hay un buda esperando ser
    descubierto.
    José pegale a ese tambor como Ginger Baker!!

  2. DECIMA PARA UN TAIKO
    I
    Cuando en el Zen oyes el tambor
    es porque estas comenzando
    o porque estas terminando
    de salir del gran sopor
    y a vivir sin dolor
    con total felicidad
    a disfrutar la realidad
    lo cual es fácil de hacer
    si logras reconocer
    la bondad en la humanidad
    II
    El tambor se llama taiko
    requiere concentración
    así como inspiración
    y a pesar de ser arcaico
    lo tocan Monjes y Laicos
    recordando el despertar
    del eterno dormitar
    en el cual vivimos todos
    como caimanes en lodo
    en un largo bostezar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: