Texto 292 – BUDA RESPONDE / BUDDHA ANSWERS

What is the most difficult part of practice?  This moment.

What is freedom?  Here and now.

How do I speed up approaching Nirvana?  Don’t be in a hurry.

 

 

Cuál es la parte más difícil de la práctica?   – Este momento.

Qué es la libertad? – El aquí y el ahora.

Cómo puedo apresurarme para alcanzar el Nirvana? – No apresures el proceso.

 

 

Texto 291 – TRABAJO EN EQUIPO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si este Blog fuera español, chino, o alemán, o francés, o japonés…muchos de nuestros compañeros de la Sangha lo leerían. A esto se le conoce como colonización cultural mental. Si en la casa de Pedro sirven mandocas, preferimos ir casa de Stephany  a comer cheese-cake  pues es más sabrosa! Y si nos invitan a degustar sushi en la Mercedes, o en la 3G en Maracaibo, dejamos botados a los patacones para ser más japoneses.

 

¡Qué va! – Por eso estamos como estamos. La Idea original de MUELLEZEN es simplemente transmitir (favor leer texto BIENVENIDOS A MUELLEZEN en este blog) y compartir las situaciones, ocurrencias y el sabor de un Zen nuevo, fresco, sencillo, latino que tuvo a bien sembrar en nuestro país Yves Nan Sen Carouget. Es este mismo Zen que probamos y degustamos entre guarapo ‘e panela, gaita de Guaco, cepillao de colita, reina pepiada  y empanadas.

 

Hace muchos meses le envié a varios directores de grupos de la sangha Zen de Venezuela la dirección electrónica de este blog, y parece que no han podido difundir su existencia por motivos misteriosos…o a lo mejor por problemas con la electricidad. En este país todo es posible. Por eso de esos grupos Zen no nos han llegado  comentarios.

 

También he enviado mensajes a Dharma Bums  (California, USA)  y nos han enviado sus saludos y su gratitud por nuestros escritos. Por eso notaran que algunos textos están escritos también en inglés.

 

Jorge Ferreira, monje Zen y amigo personal, me ha ayudado a difundir este blog con mucha energía. Ya muchos amigos fuera de nuestras fronteras lo leen gracias a que Jorge envía nuestro LINK a todos los interesados en el Zen no importa en cual país se encuentren. Gracias por tu trabajo de bodhissatva.

 

Justo ayer, 28 de Junio, mi gran amigo José Daza visito nuestro blog por primera vez, y ya sus aportes a nuestra comunidad están en MUELLEZEN. De eso se trata, de compartir. De decirle a la comunidad venezolana que el Zen está integrado a través de sus sanghas.

 

Ojala que algún día comprendamos que lo casero es más sabroso. Y también que para ser budista hay que ser budista.

 

Mis saludos a todos los Dojos Zen por esta Vía. Una vez más!

Sensei Paul Quintero

 

 

 

 

 

Texto 290 – DÉCIMA PARA UN TAIKO

I

Cuando en el Zen oyes el tambor

es porque estas comenzando

o porque estas terminando

de salir del gran sopor

y a vivir sin dolor

con total felicidad

a disfrutar la realidad

lo cual es fácil de hacer

si logras reconocer

la bondad en la humanidad

II

El tambor se llama taiko

requiere concentración

así como inspiración

y a pesar de ser arcaico

lo tocan Monjes y Laicos

recordando el despertar

del eterno dormitar

en el cual vivimos todos

como caimanes en lodo

en un largo bostezar.

 

TEXTO 289 – MAIL 2 de DAZA

El Monje Paul Quintero
nos ayuda más que Freud el loquero
a salir del avispero
que cargamos de sombrero. Jose Daza.

 

 

Gracias mi querido amigo de la Vía. Todo este Zen Latino tiene que difundirse en MUELLEZEN para agitar nuestras cabezas
…y así deshacernos de esas avispas que nos oscurecen la realidad. Una por día! Gassho, Paul.

 

 

TEXTO 288 – NOTA DE UN BUDA A PAUL QUINTERO

Hola Paul: Como siempre te deseo SALUD

Hoy te envié unas décimas sobre el tambor sin haber leído tus comentarios sobre el tambor en la página Muellezen. Presento mis disculpas, la página está arrechísima, es decir, buenísima. Hoy sólo leí tu comentario sobre el tambor y uno que otro cuento, pero me produjo una sed de leer todos los escritos. Aun cuando no tuvimos nada que ver con la página Web, Florelia y yo nos sentimos orgullosos de ser parte de la Sangha que produce esos encantos.

Mil felicitaciones. Continúa ayudando por favor.

SALUD otra vez.

JOSE DAZA.

 

 

 

TEXTO 287 – ¡QUÉ SUERTE QUE NOS ENCONTRAMOS!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una joven vecina mía me comentó, en presencia de su hijo de cinco años, que su esposo era originario del estado de Chihuahua, que ella había nacido en Aguascalientes, y que su hijo había nacido en San Luis Potosí. Al oír esto, el pequeño, muy sorprendido y a la vez satisfecho, se apresuró a señalar:

–          ¡Qué suerte que nos encontramos!

 

Maria Guadalupe Colis, Mexico (Revista Selecciones Junio, 2011).

 

 

COMENTARIO:

Desde una óptica Zen, El Buda nació en la India, su Dharma se extendió primero por China y la Sangha venezolana la organizó un francés.

–           ¡Qué suerte que nos encontramos!

TEXTO 286 – CUENTO ZEN (Sensei Paul Quintero)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una dama  pasaba a diario frente a un monje sentado en una esquina que siempre tenía un tazón vacío en sus manos.

Indignada por su pasividad, un buen día le dijo: Y usted que hace allí sentado pidiendo con ese tazón?,  Todos los días lo veo en la tarde y no veo que haga nada por nadie, solo pide”.

El monje aun sentado y sin perturbarse le contestó: “Todas las mañanas me siento con mi cuenco lleno de frutas esperando que los transeúntes como usted tomen las frutas que traigo para obsequiarles. Lastimosamente, usted pasa muy tarde. Por favor pase mañana temprano para poderle obsequiar a usted un bello mango también.” – luego sonrió.

Texto 285 – POEMA DEL MAESTRO KEIZAN (Leído en una montaña, dentro de un saco de dormir)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No busquemos ni esperemos nada.

Ni budas ni demonios que nos puedan sorprender.

No seamos inquietados ni atemorizados.

Contemplemos el monte, vivamos en el monte.

Contemplemos el arroyo, vivamos en el arroyo.

Queramos acostarnos y acostémonos.

Queramos levantarnos y levantémonos.

No amemos ni odiemos los sonidos.

No amemos ni odiemos las formas.

Como el reflejo de la luna en el agua,

como un rostro en un espejo,

que sigue siendo luna,

que sigue siendo rostro,

el dharma no se turba.

La palabra es como el croar de las ranas.

El silencio es como una columna.

Sin miedo del infierno ni deseo del paraíso,

abarquemos todo el cosmos.

Keizan (1264–1325)

 

Enviado por el Monje Zen Jorge Ferreira para MUELLEZEN (autor del dibujo) Gassho!

Texto 284 – DESPERTAR

 

 

 

 

 

 

 

 

Para despertar busca toda la ayuda que puedas, lee los libros que encuentres, asiste a los encuentros que te inviten, medita, respira y espera.

Todo ayudará, pero finalmente solo tu harás la alquimia, pues nada puede precipitarla, solo tu intención que suceda. Y aún si no…hicieras nada de nada, espera tranquilo, igual ocurrirá…

Si ya has despertado y ves como duermen los demás a tu alrededor, entonces camina en puntillas, respeta su sueño y descubre la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos.

Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de tu brillo los ayudará a despertar sin necesidad que hagas nada. Si aún duermes, relájate y disfruta tu sueño, estas siendo arrullado y cuidado.

Despertar no es un acto de magia, aunque llenara de magia tu vida.

Despertar no tiene nada que ver con tu mundo externo, aunque todo lo que te rodea parecerá tener un nuevo brillo.

Despertar no cambiara tu vida, si bien sentirás que todo ha cambiado.

Despertar no borrara tu pasado, pero al mirar atrás lo percibirás como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sentirás que ese alguien ya no eres tú.

Despertar no despertara a tus seres queridos, pero ellos se verán mas divinos ante tus ojos.

Despertar no sanará todas tus heridas, pero ellas dejarán de gobernarte.

Despertar no solucionará tu situación financiera, pero te sentirás millonario.

Despertar no te hará más popular, pero ya no volverás a sentirte solo.

Despertar no te embellecerá ante los ojos de los demás, pero te hará perfecto ante tu propia mirada.

Despertar no te dará más poder, pero descubrirás el poder que tienes.

Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te dará la libertad de ser tu mismo.

Despertar no cambiara el mundo, te cambiara a tí.

Despertar no quita responsabilidad, muy por el contrario te dará conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones.

Despertar no te hará tener siempre la razón, más bien ya no sentirás deseos de tenerla.

Despertar no traerá caudales de amor a tu vida, descubrirás que ese caudal habita en ti.

Despertar tiene poco que ver con lo que imaginas y tiene todo que ver con el amor.

Despertar es amarte a ti mismo, con tus límites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar a la existencia… Sí, amar esta bella vida tan sorprendente y variada en todos sus matices.

Permítete disfrutar de la experiencia de ser el maravilloso Ser que ya eres. Tu vida es un acto sagrado pues es la creación del Dios que hay en ti, que eres tú.   (Autor desconocido)

 

Enviado por el Sensei Wilmer González (Instructor de Budas de Agua)  desde España para MUELLEZEN. Muchas gracias!

Texto 283 – CONECTAR LOS PUNTOS

Hay un hermoso cuento de Khalil Gibrán que habla de un hombre que camina por una vasta llanura llena de restos. Encontrándose con un lugareño, le pregunta por la historia local y éste le relata que allí se desarrolló una gran batalla en tiempos remotos. Un segundo hombre rechaza esa historia y habla de una antigua ciudad abandonada y derruida. Al fin, un tercero, niega ambas versiones y refiere que allí existió un gran monasterio arrasado por el tiempo.

Encontrándose a un anciano, el viajero le cuenta las tres historias y pregunta cuál es la verdadera. El anciano le responde que las tres son reales, pero que se refieren a épocas diferentes. Todo el mundo habla de la parte de la historia que conoce, pero nadie sabe unirlas todas.

Todo esto viene porque andaba recordando aquellos pasatiempos de la infancia en los que te ponían una serie de puntos numerados y te decían: “una los puntos con una línea y verá un elefante”. Hoy en día nos dan los puntos (que no son otra cosa que retazos de información), miles de puntos. Pero nadie los numera, nadie los ordena. No interesa.

La televisión, la prensa, el cine, internet, las personas que nos rodean, las cosas que nos pasan, todas son puntos. Si uniéramos los puntos veríamos el elefante oculto, pero ya no hacemos el esfuerzo. Por eso la realidad se nos escapa y nos pasamos la vida viendo reflejos. Pensamos que sabemos, pero nuestro conocimiento es anecdótico, superficial.

Ahora bien, ¿por qué no probar a unir unos pocos puntos? Incluso a riesgo de equivocarnos, ¿por qué no intentar ver la realidad debajo de la realidad?

En todos los tiempos, en todas las tradiciones, eso se llama “despertar”.

Comentario: Cuando conectas los puntos (con la ayuda del Dharma de Buda), podrás ver lo irreal en lo supuestamente real. Y podrás contestar no solo lo que consideró el viajero como real. Un budista verdadero ve las t res historias y puede ver inclusive el karma que engendro a esas tres historias…en conjunto. Pero para eso, debe conectar los puntos. Quien conecta los puntos, ve más  allá del más allá. Ve todo. Un budista debe aprender a conectar puntos. Si no, solo verá parte de la historia de la humanidad. Si llega a ver el todo, puede ayudar a través de la compasión a todos los seres. El Buda conectó los puntos y de esa acción floreció su Dharma.