Texto 269 – RECUPERAR NUESTRA NATURALEZA ORIGINAL

Recuperar nuestra naturaleza original no es una tarea fácil y requiere una práctica continua y diligente. Debemos comprender que esa verdadera naturaleza es inherente y siempre ha estado con nosotros. Pero, a lo largo del tiempo, hemos perdido de vista sus poderosas habilidades naturales. Nuestra naturaleza verdadera no es algo que podamos adquirir, sino algo que debemos encontrar dentro de nosotros mismos. Para encontrarla debemos practicar diligentemente.

Algo muy importante que debemos recordar sobre la buena práctica es que la cantidad de tiempo que nosotros hemos estado practicando Zen o Zazen no tiene ninguna importancia. Lo que sí importa es que practiquemos los métodos correctos y que aprendamos la información correcta. Aun más, lo que es de la mayor importancia es que hagamos esfuerzos continuos, coordinados para practicar.

El mayor sabotaje posible nos lo hacemos nosotros mismos. Saboteamos nuestra práctica y nuestro progreso. Nosotros somos nuestro peor enemigo en este sentido. La forma más común de sabotaje es la de rehusarse a hacer un esfuerzo para cambiar. No te sabotees. Evitalo para encontrar tu verdadera naturaleza.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: