Texto 285 – POEMA DEL MAESTRO KEIZAN (Leído en una montaña, dentro de un saco de dormir)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No busquemos ni esperemos nada.

Ni budas ni demonios que nos puedan sorprender.

No seamos inquietados ni atemorizados.

Contemplemos el monte, vivamos en el monte.

Contemplemos el arroyo, vivamos en el arroyo.

Queramos acostarnos y acostémonos.

Queramos levantarnos y levantémonos.

No amemos ni odiemos los sonidos.

No amemos ni odiemos las formas.

Como el reflejo de la luna en el agua,

como un rostro en un espejo,

que sigue siendo luna,

que sigue siendo rostro,

el dharma no se turba.

La palabra es como el croar de las ranas.

El silencio es como una columna.

Sin miedo del infierno ni deseo del paraíso,

abarquemos todo el cosmos.

Keizan (1264–1325)

 

Enviado por el Monje Zen Jorge Ferreira para MUELLEZEN (autor del dibujo) Gassho!

Anuncios

4 comentarios en “Texto 285 – POEMA DEL MAESTRO KEIZAN (Leído en una montaña, dentro de un saco de dormir)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s