Texto 295 – ¿FELICIDAD O INFELICIDAD? TU DECIDES / IT’S YOUR CALL

La gente se aferra a sus enfermedades, a sus quejas, a todo lo que les aflige. Dicen que les gustaría que se curaran todas las heridas pero, en el fondo, siguen infringiéndose heridas porque tienen miedo de desaparecer si se curasen.

 

Fíjate en la gente; se aferran a la enfermedad. Hablan de ella como si fuese algo que mereciese la pena contar. La gente habla más de las enfermedades y los estados de ánimo negativos que de ninguna otra cosa. Escúchalos, veras que disfrutan hablando de ello. Muchas de estas expresiones sociales son culturales. En nuestro país, por ejemplo, la gente goza hablando de las enfermedades. Hablar de lo mal que está la cosa es necesario en toda conversación. Es un gusto morboso.

 

A la gente le encanta ser mártires. Mira mi dolor, dicen.  Disfrutan de sus enfermedades, de su ira, de su odio, de sus problemas. Por un lado dicen que les gustaría terminar con estas cosas, pero por otro lado las veneran. Se necesita de algo para conversar y vivir. Si no tengo tema, muero. Si desaparecieran sus enfermedades y estuvieran completamente sanos, no tendrían de que hablar.

 

Visitan médicos, psiquiatras, grupos de yoga o meditación y luego, al no resolver sus rollos personales, critican y despedazan con sus observaciones a quienes quisieron ayudarles. Pero en realidad nunca quisieron resolver nada.

 

La gente se alegra de sus desgracias. Si despareciera su infelicidad, no se sabría qué hacer. Se sentirían vacíos. Y sentirse vacío, sin tener algo de que agarrarse, un plan de vida, una Vía es lo peor para cualquier persona. Estas personas, sin sus problemas, podrían hasta poder suicidarse. Y a muchos, si les ayudas a salir de un problema, al otro día se aparecen con otro. Les ayudas a salir de algo y automáticamente se meten en otra cosa; es como si se aferrasen desesperadamente  a la infelicidad. Le sacan provecho, es una inversión que está dando su fruto.

 

El “yo” solo puede existir con una mente infeliz; es la combinación de todas tus desdichas. Si realmente estuvieras  dispuesto a dejar a un lado al “yo”, todas tus desdichas se desaparecerían, se acabarían. De lo contrario, iras creando otras nuevas. Nadie, en ese caso puede ayudarte, pues estas en un camino autodestructivo, contraproducente. Si buscas solucionar tus problemas, busca a un tonto para que te aconseje, no vaya a ser que un sabio te de la solución…y vivas más desdichado que antes.

 

Si no quieres resolver nada, vive atrapado en ese ruido interior tormentoso, y disfruta hablando de tus problemas, enfermedad y sufrimiento. Mucha gente lo hace, no estás solo.

 

Cuando practicas zazen, miras dentro de ti y te das cuenta de que tu infelicidad existe porque tú la alimentas. De otro modo no existiría. Esta ahí porque tú la respaldas, si no lo hicieras, no existiría. Como se dice en inglés, “it’s your call”, tú decides.

Moraleja: Pobrecito, se fue a robar con las manos llenas de manteca!

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Texto 295 – ¿FELICIDAD O INFELICIDAD? TU DECIDES / IT’S YOUR CALL

  1. Se dice que la Espada de Majushri tiene filo por ambos lados de la hoja; porque cuando corta con la ignorancia no deja rastro de dualidad. Con el Corte de esa Espada lo único que queda es Hishiryo. Este texto “it’s your call”, tiene filo por ambos lados de la hoja, ¡como esa Espada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s