Texto 311 – ¿SERÁ QUE NOSOTROS NOS APEGAMOS A LAS COSAS, O QUE LAS COSAS SE APEGAN A NOSOTROS?

¿SERÁ QUE NOSOTROS NOS APEGAMOS A LAS COSAS, O QUE LAS COSAS SE APEGAN A NOSOTROS?

Es difícil contestar esta pregunta. A veces, al caminar, un cadillo se pega a nuestro pantalón. A veces al caminar recogemos una moneda del piso y la guardamos en nuestro bolsillo. Ambas son respuestas para la misma pregunta.

Las cosas también tienen su energía. En física se habla de una Ley de Atracción. La Tierra atrapa a la Luna. La luna atrapa la luz del sol. Yo atrapo pensamientos, ideas. Las ideas me atrapan a mí.

Hay que ser muy cuidadoso. Estar muy pendiente, despierto. Hay gran variedad de energía  a nuestro alrededor que nos atrapa. Ves una casa hermosa y deseas comprarla. Vas pasando frente a una vidriera, y un anillo de oro te atrapa. Y tú lo atrapas al comprarlo. Eso es así. Es reciproco.

El Buda no hablo de vidrieras, ni de condominios. Habló de una mente inquieta, indisciplinada y con mucho poder. En muchas casas donde ocurren fenómenos paranormales, siempre hay alguien que atrapa esa energía con su mente y la mete en la casa. Esa persona desea tener fantasmas o ruidos terribles dentro de su espacio. Es el resultado de atrapar cosas indeseables. Otros, que no desean ni creen en estos fenómenos, nunca experimentan nada fuera de lo normal ni en sus casas ni en sus vidas. Una mente indisciplinada se apega a las cosas, y las cosas alrededor de esa mente se apegan a esa mente. La  mente sin filtros y la disponibilidad de la energía de las cosas para regalarse crean una asociación caótica. Esto es necesario estudiarlo. Hay mucho poder sin límites dentro y fuera de nosotros.

Desear ser un budista, puede ser solo una idea. Ser un budista puede ser solo una idea. Si ves al Buda en tu camino, dice una frase Zen, mátalo. Es solo una distracción, o un apego, o una energía-cadillo. Si no estamos en constante estado de alerta, podría llegar un momento en que culparemos a los objetos de apegarse ellos a nosotros. Nos quitaremos toda responsabilidad por dejarnos atrapar y diremos que no es nuestra culpa. Pero, no es una salida apropiada. Mi cuerpo recibe al sol cada mañana. ¿Será que yo lo llamo? ¿Será que el sol me ama? – Un practicante de zazen, debe estar muy pendiente de todo esto. Debe procurar  mantener una mente clara.

“¿Cómo se puede dejar de lado el apego a las cosas? Ni siquiera lo intentes. Es imposible. El apego a las cosas se desvanece por sí solo cuando ya no buscan encontrarse a sí mismos en ellas”.-Eckhart Tolle

 

 

 

El  Paticca-samuppada vibhanga-Sutta dice:

“¿Y qué es el apego? Estos cuatro son apegos: el apego sensual, el apego a los puntos de vista, el apego a la práctica y a los preceptos, y el apego a sí mismo. A esto se le llama apego.

¿Y qué son ansias? Hay seis (6) tipos de ansias: ansias por lo material, ansias por los sonidos, ansias por los sabores, ansias por las sensaciones táctiles, y ansias por  ideas. A esto se le llama ansias.

¿Y qué es contacto? Hay seis (6) tipos de contactos: visuales, auditivos, nasales, de la lengua, corporales e intelectuales. A esto se llama contacto.

¿Y qué son fabricaciones? Estas tres son fabricaciones: corporales, verbales mentales. Estas son llamadas fabricaciones.”

 

Gassho, Paul.

 

Nota:

Nosotros podemos disfrutar del fuego. Es bueno tener una fogata, nos mantiene calientes si hace frio; pero no tenemos que quemarnos en ella.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: