Texto 315 – NUESTRA INTENCIÓN EN EL ZEN

 

 

 

 

 

 

El único y más poderoso factor para determinar si nuestro camino es volátil o pacifico, incierto o beneficioso, egoísta o compasivo, es nuestra motivación o intención. Debemos revisarnos profunda e interiormente para determinar qué es lo que nos estimula desde lo más profundo. Nuestras intenciones como personas Zen (bodhisattvas) deben ser profundas, humanitarias y estar bien articuladas. El ego no tiene nada que hacer en un dojo Zen; es por eso que nos quitamos los zapatos para entrar en un dojo Zen. Al quitártelos dejas de ser tú y te conviertes en todos.

Caminar la Vía a ciegas y de manera no sincera, es como diría Daniel Márquez, “vender agua a orillas de un rio”.

De acuerdo a lo leído, podemos decir que cuando el corazón (espíritu) dirige tu camino en la Vía, ya habrás entrado en el Zen verdadero.

 

 “Primero uno se especializa en la técnica hasta que llega hasta el final de lo que es la técnica; luego centra todo en el corazón. Esta es la mejor manera de practicar”. (Tomado del Shin-no-Shin-To-Ryu).

 

 

Anuncios

2 comentarios to “Texto 315 – NUESTRA INTENCIÓN EN EL ZEN”

  1. Mu Gaki San Says:

    Al preguntar cuál es la finalidad del zen Ho dijo: “Mediante el estudio del zen se puede aprender a ayudar a la gente o por lo menos, si eso falla, a que los demás no te molesten.”

    jajajaja!
    Gassho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: