Texto 327 – DOGEN, DAHUI y TÚ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El maestro zen Dahui ha dicho: “Aquel que estudia la Vía es como un hombre que hubiera tomado en préstamo diez millones de monedas y que ya no tiene ni una moneda cuando el acreedor viene a reclamarle el rembolso. Si adoptáis esta actitud de espíritu, podréis alcanzar fácilmente el Despertar”. Está escrito en el Xinxinming: “La Vía perfecta no resulta difícil de seguir para quienes rechazan toda elección”. Si se deja de lado cualquier preferencia personal, uno se encontrara receptivo a la verdad. Pero liberarse de los pensamientos discriminatorios implica desapegarse del ego. Si no tenéis ideas preconcebidas, estaréis en disposición de realizar inmediatamente el Despertar.

 

Comentario:

Si ayer perdiste una moneda en la calle, piensa que es algo bueno. Es una menos para ayudarte alcanzar el despertar. Mucha gente común asiste a los dojos para practicar zazen, pero antes vacían sus bolsillos para evitar dar una colaboración al mismo dojo. Dahui dejó bien claro que has de deshacerte de todo lo material para poder avanzar en la Vía. ¿Cómo se atreve alguien a estudiar la Vía y a no aportar nada a la misma? – Una persona que ama el Dharma, debe ayudar a su difusión. Si no, ¿Cómo espera recibir algo del cosmos?, ¿Cómo puede decir que ella fluye con el cosmos?

 

Nuestra cultura – totalmente yoista y egoísta nunca piensa en dar algo  para fortalecer la organización a la cual pertenece.  La gente desea recibir, guardar lo que tiene y no dar nada. Pero, a pesar de esto, también desea iluminarse. A este tipo de gente Dogen Zenji la llamaba demonios malvados. No se puede asistir al zen siendo un demonio malvado.

 

Un dojo Zen como el de Santa Mónica necesita más implementos para su cocina, mas materiales de limpieza; un aporte sincero de parte de sus visitantes (así sean ocasionales) ayudaría mucho al responsable con la administración del mismo. Ayudar a difundir el Dharma, tu servicio ocasional para limpiar el dojo, un aporte en dinero para comprar más artefactos para la cocina, claramente demuestran tu sinceridad con la Vía. Puede que al final de tus días no te quede ni una moneda en el bolsillo, pero el poder de tu dinero y tu servicio amable habrán hecho florecer el Dharma. La Vía no necesita que cargues con nada. La Vía te ayuda a descargarte de todo. ¿Qué más puedes desear como budista? ¿Cuándo serás alguien nuevo?

 

Como se dice por allí: “La ignorancia es atrevida”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: