Texto 360 – ¡EPA!… ¡QUÉDENSE QUE YA VAMOS A SERVIR LOS TEQUEÑOS!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el segundo capítulo del Sutra del Loto, uno de los discípulos más importantes del Buda – Shariputra – se dirigió al Buda para pedirle una explicación sobre la frase que expone que todo es Buda. Buda le contesta que eso es muy difícil de explicar y que por lo mismo muchos monjes y laicos serían incapaces de entenderlo por lo cual se rehúsa a dar esas explicaciones tan complicadas y profundas. Pero Shariputra se lo pide tres veces y finalmente el Buda acepta y comienza a explicar el sentido profundo de la frase. Así que comienza a explicar la realidad de que todos los seres humanos son exactamente Buda. Al rato corto de haber comenzado, unos cinco mil monjes, monjas y budistas laicos se levantan y comienzan a irse pues consideran que la explicación es muy difícil de aceptar. Estos monjes, monjas y laicos budistas son iguales a ti. ¿Verdad que es ridículo escuchar enseñanzas del Buda que tú no comprendes cuando existen tantas otras cosas que puedes comprender? – Pero, si siempre escuchamos lo que podemos comprender, nunca entenderemos (apunta el Buda) el mundo humano, pues el mundo humano es algo que todavía no logramos entender plenamente.

 

Debido a esto, tenemos que escuchar a menudo en el Budismo cosas que no podemos entender, y más adelante lo que no entendemos lo podremos comprender. Por eso el Buda los dejó ir (al grupo que se retiraba). Aunque tomemos a un grupo de gente y les digamos: “! Quédense aquí, escuchen las enseñanzas del Buda, son maravillosas!” las posibilidades de que se queden y escuchen depende únicamente de la persona y de las circunstancias. Poco se puede hacer al respecto.

 

 

COMENTARIO: ¿Alguna vez han escuchado a algún visitante en su dojo preguntar que por qué son tan pocos los que practican zazen allí? Yo sí.

Anuncios

2 comentarios en “Texto 360 – ¡EPA!… ¡QUÉDENSE QUE YA VAMOS A SERVIR LOS TEQUEÑOS!

  1. ‘No hay enseñanza para ti, para que medites o te asientes en ella. Cuando no crees en ti mismo, tomas tu hatillo y rondas ante las casas de otros buscando Zen y Tao. Buscas misterios, milagros, budas, maestro zen y profesores. Crees que eso es buscar lo supremo y haces de ello tu religión, pero se parece a una carrera hacia el este, para conseguir algo que está en el oeste.’

    Maestro Tuansou

    Gassho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s