Archivo para enero, 2014

Texto 1160 – NADIE A QUIEN RESPONDER…YA NO ESTARÁS ALLÍ.

Posted in Uncategorized on enero 31, 2014 by budasdeagua
Ya no estarás allí.

Ya no estarás allí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como la Vía no tiene olor humano debemos salir de la limitación humana, cortar con esa característica humana, para que la Vía no se relacione con la esencia humana del hombre. Así lo expone el maestro  zen André Lemort:

 

<Inevitablemente el mundo os acusará de egoístas, de egocéntricos así sea justamente la condición opuesta la que se desarrollará dentro de ustedes. Serán catalogados de egoístas pues ustedes no responderán a las exigencias de identidad que los otros desean, porque ustedes ya no serán más como ellos.  Pero esto no les incomodará pues ya no habrá ninguna persona (me refiero a ustedes) que reciba esas acusaciones, ni esos juicios; ustedes no tendrán necesidad de responder pues ustedes ya no estarán allí.  Ni se preocupen por ser reconocidos.>

 

 

Maestro André Lemort / La Double Meprise

 

 

 

COMENTARIO: El Dharma te hace inviolable. Nadie puede atacar ni criticar a quien “no existe”. Aprende esto, estimado amigo de la Vía, Marcel Perciante. El texto es extraordinario. Ningún dojo puede tener “odeur humaine”. Gassho, Paul.

 

NOTA: Gracias de nuevo a Daniel Márquez por permitirnos a través de este maravilloso libro- que me regalara hace unos meses atrás – empaparnos de la sabiduría del Buda. Un libro sin olor humano.

 

 

Anuncios

Texto 1159 – UNIDAD ZEN

Posted in Uncategorized on enero 31, 2014 by budasdeagua
Interdependencia universal.

Interdependencia universal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<Los fenómenos que experimentamos en cada instante son los mismos fenómenos que se manifiestan en el Cosmos, pues todos los fenómenos representan la unidad  –  todo es uno. Somos unos engreídos cuando hablamos de “nuestra” vida, “nuestras pertenencias”, “nuestros logros”. Todo es una extensión del mismo cosmos, la misma energía. Si Saturno está girando hoy más lentamente, todos giramos más lentamente. Si el Sol desaparece, todos desparecemos. Si todos hacemos zazen, el universo entero hace zazen con nosotros. ¿No lo crees? – Entonces trae, para probar tu punto, una semilla de mostaza de una casa de una familia donde nadie haya muerto jamás al próximo zazen. Buda la estará esperando. Y todos reiremos contigo…inclusive Neptuno.>

 

Sensei Paul Quintero

 

 

NOTA: Puedes cambiar la semilla de mostaza por una Coca-Cola, o un pastelito de papa.

Texto 1158 – ¿DÓNDE ESTAMOS?

Posted in Uncategorized on enero 31, 2014 by budasdeagua
Vivir en el presente.

Vivir en el presente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<El siguiente relato ocurrió en una entrevista entre Nan Young Hui Chung  (practicante de Zen y discípulo de Hui Neng) y un monje llamado Chipotaka que lo estaba poniendo a prueba como Maestro Nacional. Este título se lo había otorgado el Emperador y, de hecho, el mismo emperador recibía clases particulares de Nan Young. El mismo Emperador los citó para que se conocieran. Chipotoka, quien tenía la habilidad de leer las mentes, trató de poner a prueba a Nan Young frente al Emperador. En dos oportunidades Nan Young imaginó estar en dos lugares distintos y el monje Chipotaka logró descubrir a donde había ido mentalmente. A la tercera vez, Nan Young le preguntó: ¿Dónde estoy ahora? – Chipotaka no pudo descubrir donde estaba.  Nan Young le dijo entonces: “Dices que sabes leer las mentes, y en este momento ¿no sabes dónde me encuentro?

Nan Young Hui Chung había eliminado de su mente todo pensamiento logrando entrar en el estado del “vacío de la Mente Pura”.  Estando en ese ámbito del vacío, nadie podría saber a dónde había ido Nan Young Hui Chung, ni siquiera el mismo Buda. Chipotaka había sido vencido. Entonces el Emperador despidió a Chipotaka del palacio y supo al instante que haber nombrado a Nan Young Hui Chung  como Maestro Nacional había sido una decisión correcta y sabia.>

 

Entonces, ¿Dónde estamos? – Estamos donde residan nuestros pensamientos. Nuestro “ser verdadero, original” está en el lugar donde se origina la vida misma. En ese silencio insondable. ESTO QUIERE DECIR QUE CUANDO NO PERCIBIMOS NADA es porque VIVIMOS en el PRESENTE. El momento presente es nuestra vida verdadera, nuestra verdadera realidad y nuestro karma.

 

Como en el relato anterior, cuando aprendemos a vivir en la conciencia vacía de nuestra Mente Pura, nadie puede encontrarnos. Ni siquiera Buda.

 

Maestro Jian Liao / La Esencia de la Vida.

 

 

COMENTARIO: ¿Dónde están ahora discípulos de Buda?

 

NOTA 1: Recuerden que vacío se refiere a la mente serena, libre, descansada.

Nota 2: Cuando Nan Young Hui Chung  fue nombrado Maestro Nacional había estado viviendo por más de 40 años en las montañas luego de alcanzar el Despertar bajo la instrucción del sexto Patriarca Hui Neng. (¡Casi nada!)

 

Texto 1157 – LOS PEREZOSOS

Posted in Uncategorized on enero 31, 2014 by budasdeagua
Nada nuevo!

Nada nuevo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<Un hombre que deseaba subir una montaña muy alta, a medio camino se detuvo a descansar. Luego que recuperó sus fuerzas decidió descansar un rato más. Entonces montó una carpa y se instaló allí donde se había detenido. Tan bien se sintió  descansando que poco a poco el frio hizo de las suyas y lo mató. Así murió en su pequeña carpa al lado de la montaña. Su mente y cuerpo vencidos por el frio no le permitieron llegar a la cima de la montaña ni realizar completamente su potencial. El escalador murió habiendo solamente subido la mitad del trecho hasta la cima.>

 

Esta imagen representa el estilo de vida de la gente que se detiene a la mitad de su vida. Debido al miedo, la pereza o la ignorancia, se detienen a lo largo del camino, y desde ese momento y lugar deciden “continuar viviendo como esclavos de sus hábitos y patrones”. Por el resto de sus vidas, existen “en el mismo lugar”, de la “misma manera” con los “mismos  problemas y pobres condiciones de vida”. De esta manera es como todos nosotros nos “trancamos” y nos “estancamos”.

 

Esto solo ocurre pues nos acostumbramos a nuestras perspectivas y manera de vivir. Nos detenemos y luego vemos las cosas “de la misma manera” todos los días, pues nuestras perspectivas nunca cambian – de hecho nada cambia hasta el día en que morimos. De esta manera es como la mayoría de nosotros vivimos nuestras vidas. Nos cubrimos con un “yeso” con el fin de endurecernos y convertirnos en un maniquí rígido y sin vida. Consecuentemente, vivimos nuestra vida como si el tiempo nunca pasara, como si nada cambiara. Pensamos de la misma manera, hablamos las mismas cosas de siempre, nos vestimos de la misma manera, nos peinamos de la misma manera – y así todo permanece igual a como siempre lo ha sido debido a nuestra pereza, terquedad y falta de compromiso (sobre todo con nosotros mismos). Cuando vivimos de esta manera, buscamos adaptar cada una de nuestras experiencias para que estas se ajusten a nuestro “molde” de comprensión (errado, obsoleto y estancado). Sin embargo, si abriésemos nuestra Mente y nos esforzáramos por ser más flexibles en nuestras vidas, podríamos ser mejores y lograr muchas cosas nuevas.

 

Maestro Jian Liao / La Esencia de la Vida.

 

 

COMENTARIO: Cuando en el Zen se te dice “no te juzgues”, lo que se te está insinuando realmente es que “cambies”.  ¡Abre los ojos!

Texto 1156 – TÚ SÍ REENCARNAS

Posted in Uncategorized on enero 31, 2014 by budasdeagua
No lo dudes.

No lo dudes.

 

 

 

 

 

 

 

Si nacemos y morimos 57.000 veces por segundo, como nos lo dice el maestro Dogen, ¿por qué no somos capaces de cambiar las condiciones miserables de nuestras vidas? – No lo logramos pues no logramos corregir nuestros pensamientos y costumbres. Este ciclo repetitivo es llamado “reencarnación”. La reencarnación quiere decir básicamente que los eventos, problemas y nuestra calidad de vida son continuamente repetidos. Para “romper” este ciclo de reencarnaciones, debemos eliminar nuestros patrones de pensamientos repetitivos y nuestros comportamientos negativos. Por eso, debemos cambiar nuestros pensamientos para cambiar nuestra vida.

Si vivimos siempre en el momento presente y nos expresamos en cada instante, nunca reencarnaremos pues nada se repetirá y no nos estaremos apegando a nada. Los fenómenos surgen y desaparecen en el mismo instante así que nada es nunca igual de momento a momento. Todo es constantemente nuevo y cambiante.

Maestro  Jian Liao / Sensei Paul Quintero

 

 

COMENTARIO: ¡Uf! Se cansa uno de tanto reencarnar. No es nada fácil “cambiar” cuando estamos acostumbrados a “ser” lo que somos, olvidándonos por ignorancia que no somos nadie. Hagamos un “esfuerzo sostenido” para salir de esta rueda de reencarnaciones. Para ser un buda, hay que echarle piernas al asunto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto 1155 – HAZLO RÁPIDO

Posted in Uncategorized on enero 31, 2014 by budasdeagua
De prisa!

De prisa!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<El gran maestro Wei Cheh del Monasterio Chan Chung Tai en Taiwan siempre nos dice: “Háganlo, y háganlo rápido”. Él dice esto pues el comprende que todo cambia – lo que está aquí en este momento ya no lo estará en el próximo instante. Por eso, “Hazlo, pero hazlo rápido”. El maestro también nos recuerda que nosotros vivimos y experimentamos de acuerdo a la Ley de la Impermanencia ya que ni el tiempo ni las oportunidades esperan por nosotros. El tiempo para actuar se da en el mismo instante cuando nos damos cuenta que se necesita actuar, se necesita una acción – ya que en el instante siguiente la oportunidad para ello se perderá. Si comprendemos el principio de la impermanencia podremos tomar ventaja de cada oportunidad pues sabemos que esta ya se está pasando.>

 

Maestro Jian Liao / La Esencia de la Vida.

 

 

COMENTARIO: Dejamos pasar el tiempo y las oportunidades muy a menudo. Debemos concentrarnos para poder ser budas del instante. Gassho.

 

Texto 1154 – ADVERTENCIA A LOS BODHISSATVAS

Posted in Uncategorized on enero 28, 2014 by budasdeagua
Tomen su sitio...

Tomen su sitio…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El monstruo más increíble que habita en los dojos zen es el aquel que espera que la gente se ordene para luego atacarlos. Pero no es un monstruo desconocido. Es simplemente tu ego hábil y poderoso que se ha desencantado una vez más. Cuando no eres parte del Zen, te interesa el Zen. El que desea una piscina en su casa y logra hacerla…luego no se baña en ella. Es natural. El ego ahora quiere otra cosa. No tiene nada de raro. La sed del ego no se apaga mientras uno permanezca en la ignorancia. Encuentra algo hoy para calmar su sed y luego mañana busca otra bebida, otro sabor. Su sed no desaparece nunca. Es la naturaleza humana.

Si deseas calmar tu sed necesitas calmar tu ego. Visitar un dojo zen, participar en la meditación, las ceremonias y escuchar el Dharma durante años a veces no es suficiente. ¿Qué hace falta? – Responsabilidad, hacerse uno con la Vía. Tú no puedes entrar y salir de la Vía a tu antojo. La Vía no es para flojos. Ustedes se dicen: <Si hoy no tengo carro, no asistiré al dojo. Si no tengo diligencias que hacer, asistiré. Si mi novio me lo permite hoy, sí voy al Zen. Si logro despertarme temprano voy al zazen mañana.> Su debilidad los delata. La Vía nunca esperará por ustedes. Al comportarse así, se convierten en rezagados. ¿No les importa? – A la Vía tampoco. No son hombres ni mujeres de lealtad. No pueden inspirar ni ayudar a otros. Son hombres muertos fuera de la Vía, como los cadáveres arrojados a los lados de una carretera. ¿No les avergüenza?

Ustedes han tenido la dicha de haber nacido hombres, de haberse acercado a la Vía, de escuchar el Dharma de Buda…ahora como renegados deambulan en tierras de ignorancia, de placer, de pereza. Ustedes – al comportarse mal – deshonran sus votos, su familia y el linaje de los budas. ¿Qué buscan cuando asisten un día a un zazen? ¿Qué les impulsa a seguir viviendo como muertos? – Si la herencia de Buda hubiese quedado en sus manos, no habría Budismo en el mundo. “Tomen su sitio sobre las espaldas del Dragón y vuelen fuera de los límites de la ignorancia, la complacencia sensual y la pereza. Si no, aléjense de una vez de la Tierra Pura, de la Mente Clara pues solo estorban a los buscadores sinceros de la Verdad.”

 

Sensei Paul Do Sho Quintero