Texto 1671 – NUESTRA VIDA

Creando la vida desde el silencio...
Creando la vida desde el silencio…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Nuestra vida es la creación de nuestra mente.”

 

Buda

 

 

COMENTARIO: Si lo has comprendido, ¿de que te puedes quejar? ¿Quién puede juzgar a sus padres, por ejemplo, si ha comprendido que sus vidas fueron creadas basadas en sus mentes confundidas o brillantes? ¿Qué clase de hombre puede quejarse entonces de la vida que vive? Crea tu vida desde el silencio de tu meditación.

Anuncios

Texto 1670 – AFORISMOS SOBRE LA MENTE

Mente...
Mente…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nacemos, vivimos y morimos con la mente. Todo se fundamenta en ella, todo se vive, se experimenta y se percibe con ella. Es el escenario de luces y sombras donde todo se experimenta.

Si no dominas la mente, ésta te dominará a ti. Si no la gobiernas, te convertirás en su marioneta.

Si hay algo con lo que tengas que vivir, eso es la mente. Ella es causa de alegría o de dolor, de libertad de de servidumbre, de dicha o de desdicha. Trata entonces de convertir la mente enemiga en mente amiga, la mente hostil en mente aliada.

Dondequiera que vayas, llevas tu mente. Con quien quiera que estés, tienes tu mente. ¿Cómo entonces no convertir en una prioridad cuidar la mente y aprender a dirigirla?

Un monarca que no controla su mente es un mendigo; un mendigo que controla su mente es un monarca.

La mente agitada no es de fiar. Construye creaciones que luego se cree. La mente serena es como el amigo más leal y que nunca te traicionará.

Una mente agitada es como una casa con un millón de puertas, como declaraba Kabir. Es una mentira, un fraude, una fábrica de sufrimiento. No te creas esa mente, ya que ella va por un lado y la vida va por otro.

Si tu mente no te gusta, cámbiala; si te produce desdicha, transfórmala. En la mayoría de las personas urge modificar la mente.

Del mismo modo que se cuida, se limpia, se atiende y se ejercita el cuerpo, hay que hacerlo, y con mucha más razón, con la mente. No hay compañera tan cooperante como una mente serena y clara.

Peor que la polución ambiental es la polución mental. Ordena e higieniza tu mente. No hagas de ella un erial o un estercolero.

La mayoría de las personas somos pensadas por los pensamientos. Hay que adiestrarse en el arte de saber pensar, del pensar correcto y reflexivo. No hay mayor conquista que la de la mente. Todas las técnicas del yoga y de la meditación nos abren una vereda hacia el verdadero dominio de la mente. Hay que aprender a pensar y a dejar de pensar.

La atención es la lámpara de la mente. La consciencia es claridad y la inconsciencia es sombra. Con la antorcha de la consciencia hay que ir iluminando la oscuridad de la inconsciencia. Tanto más consciente, más eres; tanto más inconsciente, menos eres.

Mediante la atención a le mente, las palabras y los actos, somos más equilibrados, y sabemos cuándo lo idóneo es intervenir o cuando lo idóneo es dejar de hacerlo.

Al igual que se desarrolla la voluntad ejerciéndola, se desarrolla la consciencia cultivándola. Acumula consciencia como una hormiga acumula el grano. Gana consciencia como el río gana en caudal con la lluvia. La mente consciente es mente solar, con luz propia; la mente inconsciente es mente lunar, con luz prestada.

Si aparentemente cuesta lo mismo pensar positiva que negativamente, ¿por qué nos dejamos arrastrar por pensamientos insanos? Provechoso es gobernar la mente y que el pensamiento sea guiado e inspirado por la lucidez, la generosidad y la compasión.

Si te dejas tomar por los pensamientos insanos, vives de espaldas a tu naturaleza original. Tan inmerso estás en ellos que no estás en tu ser. Si solo estás en los pensamientos eres como un camaleón que no tiene color propio. Aprende a situarte en la fuente de los pensamientos.

El pensamiento egocéntrico es como una tela de araña que atrapa. El pensamiento ávido hace que la miel se convierta en hiel. El pensamiento rencoroso es como la brea en la que quedas inmovilizado. El pensamiento malévolo es como un anzuelo venenoso.

Combate los pensamientos nocivos mediante el cultivo de los saludables. Deja que los pensamientos negativos pasen como las nubes que no pueden llevarse al cielo tras de sí, y deléitate con pensamientos positivos.

A través del esfuerzo constante y diligente la mente puede irse sosegando. Así reporta lo mejor de sí misma. Del sosiego nace la visión clara, de la visión clara la lucidez y de la lucidez la Sabiduría.

Que la mente que es causa de esclavitud se convierta en causa de libertad.

A través del entendimiento correcto, el contento interior, la ecuanimidad y la calma que la mente recupere su lado más luminoso.

Vigila tu mente para que no sea arrastrada por pensamientos insanos, como el buen hortelano vigila su huerta. Vigila tu mente para que no se perturbe y agite, como el buen médico vigila a su paciente.

Obsequia a los demás con lo mejor de tu mente y no con lo peor. Amistad o enemistad, afecto u hostilidad, amor o rencor comienzan en la mente e impregnan las palabras y obras.

No permitas que tu mente aloje odio, sino amor; que no retenga la ofuscación, sino la lucidez; que no se enraíce en la avaricia, sino en la generosidad.

Entrénate en la concentración de la mente, para que así pueda tomar la dirección correcta y no la incorrecta. Entrénate en conquistar la mente ecuánime que, como una sólida montaña, no se deje perturbar inútilmente por los cambiantes acontecimientos del mundo. Entrénate en purificar la mente para que pueda reflejar la luminosidad del Ser.

 

RAMIRO CALLE

 

 

COMENTARIO: Apuntes muy importantes.

 

Texto 1669 – QUITARTE PESO PSICOLOGICO

Hasta que el pasado desaparezca...
Hasta que el pasado desaparezca…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La gente se preocupa por quitarse peso corporal, pero casi nunca por quitarse kilos del peso de su cabeza (mente). Realmente así como una persona desea verse mas delgada y estilizada, también debe procurar tener una mente liviana. El peso mental es casi siempre aportado por el recuerdo psicológico (recuerdo de traumas, conflictos, pesares, etcétera). Quitarte “peso” mental es muy importante pues cuando este va desapareciendo, tu sufrimiento también decrece.

 

 

Sensei Paul Quintero / Monje Zen

Texto 1668 – INCONSCIENTE FAMILIAR

Una nueva meta...
Una nueva meta…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alejandro Jodorowsky: Freud postuló el inconsciente individual, Jung investigó el inconsciente colectivo. Analizando árboles genealógicos yo llegué a la conclusión que, entre estos dos inconscientes, se podía postular el inconsciente familiar. Cuatro generaciones, bisabuelos, abuelos, padres, hijos, unen sus inconscientes individuales creando una entidad que podríamos llamar “egregor”. Lo que a un miembro de la familia le sucede, tiene repercusiones en todos los parientes, los muertos y los por nacer… Se podría pensar que si un hermano logra alcanzar un nivel de conciencia más alto, enriquece el espíritu de sus herman@s proporcionándoles felicidad… Lamentablemente esto no es así: entre los hermanos hay todo tipo de rivalidades, tanto como hay problemas entre hijos y padres… El clan se identifica no sólo por sus valores sino también por sus defectos. Defectos que, como insignias, proclaman la pertenencia al grupo: “En mi familia todos tenemos un hígado frágil”, “En mi familia las mujeres son viriles y dominantes”, “En mi familia los hombres son mujeriegos”, “En mi familia se transmite el cáncer del seno”. El nivel de conciencia limitado se transforma en un distintivo. Cuando un miembro de la familia asciende hacia la luz, los que están en la bruma se inquietan, lo sienten como una traición, y luchan contra este aporte luminoso. El desarrollo de la conciencia de un individuo hace temblar a todo el árbol: los bisabuelos revelan sus prejuicios morales, los abuelos muestran los límites de su visión del mundo; los padres se retuercen en su infelicidad disfrazada de respeto a las buenas costumbres… El egregor se repliega amenazando al disidente de cesar de amarlo. El que ha progresado, quizás sin saberlo, aporta a su entorno familiar una nueva meta… Puede entonces que algún hermano, transformando la competición en emulación, lo tome de ejemplo y también emprenda el arduo trabajo de expandir su conciencia. Esto es más esencial de lo que puede pensarse: un árbol genealógico que permanece unido por egos limitados, -el futuro reservándole esterilidades, fracasos sociales, muertes trágicas – está condenado a desaparecer. Sólo tienen larga vida las familias que aportan conciencia al mundo.

 

Respuesta de Alejandro Jodorowsky a Plano Creativo

 

 

COMENTARIO: “Cuando un hijo se hace monje, siete generaciones de ancestros alcanzan el despertar.” (Zen)

Texto 1667 – NO-DUALIDAD

No, no es así.
No, no es así.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Y a nadie llames ignorante, porque en verdad no somos ni sabios ni ignorantes. Somos hijos verdes del árbol de la vida, y la vida esta más allá de la sabiduría y más allá de la ignorancia.”

 

Khalil Gibran  / El Jardín del Profeta

 

 

COMENTARIO: Buda nos lo explicó tantas veces: ni vida ni muerte, ni bueno ni malo, ni alegría ni sufrimiento. La Mente Clara no separa, no discrimina, no cataloga. En la mente ordinaria estas separaciones morbosas conducen al sufrimiento  y la intranquilidad. Una vez domada la mente, ambas categorías seguirán viviendo en su seno, pero sin perturbar tu serenidad. La mente humana común siempre esta deseosa de “tomar bandos” y esa costumbre es heredada de una humanidad que toda su vida ha discriminado, seleccionado, dividido con su mente. La vida incluye todo como muy bien lo explicaba Taisen Deshimaru.  Sabios y tontos son solo descripciones intelectuales que no tienen “nada que ver” con la vida misma. La vida universal, al igual que la Mente Clara, solo se pasea libremente sin detenerse en nimiedades. La mente durante zazen te lleva a esta comprensión profunda. ¿Para qué dividir el universo si este mismo universo no divide ni etiqueta? – Gran parte del sufrimiento humano reposa sobre los pilares de la dualidad. Para la vida universal ninguna estrella, ningún cometa, ningún planeta es ni más ni menos que ninguno otro. El universo libre debe ser el ejemplo para la mente del practicante de Zen. El universo no tiene cortes, divisiones…por eso fluye con total naturalidad. Es esa naturalidad la que debemos imitar pacientemente hasta que la repetición se convierta en la vida misma.

Texto 1666 – LA MISMA MENTE

La alquimia interior ...
La alquimia interior …

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leemos en el Bhagavad Gita: “El Yo es un amigo para el hombre cuyo yo inferior esta dominado por el Yo superior, pero quien no ha alcanzado su Yo superior, tiene en el Yo inferior un enemigo que obra como tal.” El enemigo esta dentro de la mente: nos limita, abate, turba y condiciona. Es el ladrón del sosiego, el asesino de la serenidad. La alquimia interior consiste en lograr que la mente que nos ata gire y comience a apoyarnos en la emancipación.

 

 

Ramiro A. Calle / El libro de la serenidad

 

 

COMENTARIO: La mente alberga al Cristo y al Demonio. Cultívate.

Texto 1665 – ¿UN NUEVO KARMA?

Refresca tu Karma.
Refresca tu Karma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno no debe orar para pedir cosas mundanas como un automóvil, una buena novia, un buen novio, etcétera. Si lo haces, es probable que se te cumplan estos deseos, pero no podrás ir más allá de estas cosas triviales. Si, por el contrario, rechazas estas cosas triviales y rechazas las cosas materiales y te haces uno con el universo, podrás alcanzar el estado de la plenitud y el gozo justo en esta vida. Cuando no pides nada al universo, y permaneces quieto sin deseo de recibir tal o cual ilusión que se ilusiona (dicho zen), entonces le permites al universo hacer arreglos sabios para ti. El universo lee tu energía y te provee de lo que necesitas. Zazen es quedarse tranquilo para que el universo te pueda proveer de un nuevo karma; si, exactamente eso. Si tus viejos pensamientos pasan y se van, ellos no generarán las consecuencias que les correspondían por karma. Una Mente clara, serena, limpia se abre al cosmos para ser  retribuida con nuevas vibraciones. A mayor quietud mental, mejor karma fresco a tu favor.

 

Muchos podrían pensar: “¿Y si el Karma que me obsequia el cosmos resulta un mal karma?” – Pero eso no le puede pasar a quien deja su mente en libertad y no pide nada. La serenidad de una Mente clara se asocia con energías buenas, sabias, equilibradas…entonces cualquier cosa que recibas será motivo de gozo. Comprende esto: si pides un automóvil, este puede llegar con un accidente incorporado; una novia buena llegarte (por pedirla) pero a lo mejor pronto desarrollará una personalidad bipolar; un novio brillante puede ser un buen regalo, pero debido a un exceso de ego terminará dejándote plantada. Mejor dejar que el universo sabio provea. Zazen no es una práctica para pedir ni esperar nada a cambio; pero, como seres vivos, somos retribuidos con las energías que se correspondan a nuestros pensamientos. No desees, solo mantente atento a las cosas buenas que han de llegar gracias a la práctica de la “mente serena” que ensenó Buda.

 

Si realmente no pides nada, cualquier cosa que recibas será buena para ti. Sí, la aparición y la generación de un nuevo karma son posibles. “Durante zazen – decía Taisen Deshimaru – podéis convertiros en santos, en Dios, en el cosmos en el universo mismo”. ¿Comprenden esto?

 

En http://nuevaera.about.com/od/Superacion/a/como-limpiar-el-karma.htm  encontré estas notas sobre diferentes maneras de acumular dharma y de limpiar el karma acumulado en nuestras vidas: <Si seguimos cometiendo los mismos errores, seguiremos manifestando los mismos retos en nuestra vida.

A medida que seguimos las enseñanzas espirituales, podemos aprender las lecciones y balancear la rueda kármica. Para acumular dharma y borrar el karma, es necesario:

  • Abrir nuestra conciencia. No hay nada que nos condene más que vivir con los ojos cerrados. Es necesario que entendamos que nuestra existencia tiene un propósito mayor y en ese sentido, toda circunstancia – positiva o negativa – tiene una función importante que cumplir. Esta consciencia nos da perspectiva y nos ayuda a avanzar espiritualmente.
  • Dejar la culpa. Cuando entendemos que todo es una lección y que la ley del karma nos hace cultivar lo que hemos sembrado, la culpa ya no tiene espacio en nuestras vidas. Es importante dejar de culpar a los demás por las cosas que nos suceden. Esto no sólo ayudará a nuestras relaciones sino que especialmente nos ayudará a asumir el control y poder que realmente tenemos sobre nuestra vida.
  • Entender el sufrimiento. Algo extremadamente difícil pero útil es comprender que lo que hayamos sufrido en esta vida es algo que primero, hemos sembrado en el pasado, y segundo, es solo una lección – y al aprenderla, limpiamos el karma asociado, y podremos sobrellevar y superar esta situación. Así que agradezca y aprecie sus momentos difíciles porque en ellos se presenta la oportunidad de limpiar su karma y avanzar hacia la iluminación.
  • Respeto hacia sí mismo y hacia los demás. Al igual que usted, todos los demás estamos en nuestro camino espiritual. Hemos errado, hemos aprendido y hemos fracasado muchas veces. Independientemente de cómo los demás se porten con usted, aprecie el hecho de que ellos son también su oportunidad de redención. Evite herir a otros con palabras y acciones – y sobre todo con intención. No hable de nadie a sus espaldas, no mienta, no traicione. Es más fácil de lo que parece. Concéntrese en su propio destino. Acuérdese que cada cosa que hace en este minuto tendrá una consecuencia tarde o temprano. Si opta por obrar de mala manera, el único que realmente pagará por ello será usted.
  • Purificación. Viva una vida pura. Elija muy bien sus acciones, pensamientos y palabras. Ellos crean su realidad. Cada vez que se dé cuenta que está cultivando negatividad, empiece por reflexionar por qué siente la necesidad e impulso negativo. Agradezca la consciencia que le hizo darse cuenta a tiempo de dicha negatividad. Y finalmente, cancele esa negatividad con dos acciones: envíe energía de amor hacia usted mismo y la otra persona o situación involucrada en la negatividad, y empiece un pensamiento o acción nueva que sea positiva y pura.
  • Dígale adiós al miedo. No hay nada que temer. Usted tiene control sobre su vida. Usted hace parte de algo mucho más grande. Asuma el control, decídase a aprender las lecciones y supérelas con consciencia y dharma.
  • Humildad y perdón. Al analizar todo en perspectiva, y entender que todos somos parte de un todo, sabremos que hemos pasado y pasaremos por las mismas etapas que los demás. En ese sentido, “no hay seres mejores que otros” – simplemente aquellos que tienen más experiencia pero que igual corren el riesgo a cada momento de estancarse o devolverse en el camino espiritual – y, la arrogancia es una de las razones por las cuales esto puede suceder. En esa misma reflexión, aquellos que nos han herido están simplemente enfrentando sus propias lecciones. Perdone y olvide. Libérese de esa carga y deje que los demás aprendan sus lecciones mientras usted aprende las suyas. Para borrar el karma es fundamental cultivar el perdón.
  • Servicio. La generosidad, gratitud y bondad hacia los demás es esencial para nuestro avance espiritual. Es así de sencillo.>