Texto 1663 – COMPARTIDO, TODO CRECE

Suma, no restes.
Suma, no restes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La gente siempre desea tener algo. Pero rara vez comparte. Esto es muy humano; pero si comprendes que esto te atrasa,  deberías comenzar a compartir. Siempre que pienso en comer algo con otra persona, deseo que esa persona pruebe la comida. Si no la quiere comer, por lo general yo tampoco la como. Nunca como delante de quien no desea compartir conmigo. Si ceden, comemos juntos. La comida compartida sabe mejor. Si no compartes tu felicidad, esta termina por entumecerse, secarse. Es una gran verdad, muy sencilla y profunda. Cuando conectas tu energía llamada felicidad con la de otras personas, esta aumenta en vigor y duración. ¡Ya lo sabes! Cuanta gente anda por allí  deseando ser más feliz; ahora sabes parte de la razón por la que se les va acabando esa felicidad. Suma, no restes.

 

Sensei Paul Quintero

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Texto 1663 – COMPARTIDO, TODO CRECE

  1. Quizás, quien no la comparte es porque nunca ha sido feliz en realidad, lo que es peor porque ha sido víctima de un engaño desde sí mismo; por lo que se amargará, sufrirá y tristemente lastimará.

    Una vela no disminuye, ni opaca, ni agota su potencia al encender otra vela. En ese momento mágico el universo crece más bien, se vuelve dos, y no cualquier dos, porque es un uno. Grande, hermoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s