Texto 1674 – SOBRE LA RECTITUD

Impostores y humanos.

Impostores y humanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el tiempo de la dinastía Han occidental, un erudito llamado Yang Zhen había recomendado a Wang Mi para un cargo en la Magistratura del condado de Cangyi, debido a que conocía su talento. Un día ,Yang pasó por Cangyi, por lo que Wang Mi (el recomendado) esperó hasta la noche para presentarse a la posada donde este dormía para obsequiarle algo de oro y otros regalos como agradecimiento pues le habían dado el cargo sin ningún problema.

 

Yang Zhen le agradeció su gesto, pero respetuosamente rechazó los regalos diciéndole: “Yo no te recomendé por que estuviera esperando ninguna retribución. Y, aun mas, si alguien se entera de tu intención, esto irá en detrimento de los dos.” Wang dijo: “Es medianoche, estimado amigo, ¡nadie se podrá enterar!” Yeng severamente le contestó: “El cielo lo sabe, la tierra lo sabe, tú lo sabes, y yo lo sé. ¿Cómo puedes decir que nadie lo sabrá? Wang se sintió tan apenado que de inmediato se retiró precipitadamente llevándose consigo los obsequios.

 

Hoy en día, las personas limpias y honestas como Yang Zhen son muy pocas y están muy distantes las unas de las otras. Si no podemos vivir en la sociedad y ser respetuosos y correctos, sino que nos abandonamos y seguimos al viento a cualquier lugar u ocasión a donde nos empuje para hacer lo que el momento proponga (olvidando los principios), a lo mejor no seremos considerados villanos corruptos, pero como mínimo seremos “hipócritas” que habremos perdido nuestra fortaleza moral que poseen las personas rectas.

 

Por otro lado, si nos apegamos firmemente a la honestidad y abandonamos la tarea de enseñar (el Dharma) a villanos y salvajes, perderíamos la bondad y la compasión de los caballeros humanos y seriamos simplemente unos impostores. Confucio dividía a las personas en impostores y humanos. Por lo tanto no solo debemos cultivarnos para el provecho de salvarnos nosotros mismos, sino que debemos rectificar los comportamientos de moda y abrazar la responsabilidad de enseñar a los demás a transformar sus costumbres indecentes. Para ello debemos comenzar por rectificar la mente humana. Para enseñar y transformar al mundo, debemos enfocarnos en enseñar y transformar la naturaleza humana también.  Los Budas y Bodhisattvas enseñan y transforman a las personas usando tanto la compasión como la sabiduría. ¿Cómo es posible que no emulemos y practiquemos sus dharmas? Los sabios del pasado y del presente exhiben la sabiduría y la virtud, imitémoslos.

 

Vajra Bodhi Sea

 

COMENTARIO: “Cuando la gente sabia habla, hace del conocimiento algo atractivo”. Hebreos 15:2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: