Texto 1725 – ENCONTRÉ LA ALEGRÍA Y LA SERENIDAD SIN PENSARLO

Creo que el maestro Dogen hubiera estado aprobado la idea de que relacionarse con el zazen es equivalente a la experiencia de sentir una gran paz y una gran alegría.  En su obra el Shobogenzo, específicamente en el fascículo Zazen-gi, o “Reglas para el zazen”, Dogen dice:Zazen no es aprender a concentrarse. Es la puerta del Dharma “de” la gran paz y felicidad. Nótese que la traducción del texto no dice: la puerta del Dharma hacia la paz y la felicidad.

Esto nos hace pensar en todo el tiempo que “anhelamos” que llegue un momento especial para ser felices. Pero, en realidad, zazen es en sí mismo “la práctica del sosiego y la felicidad”.  Cuando te sientas, ya tu mente no debe anhelar. Sentarse en zazen es haber olvidado el anhelo. Zazen es  sumergirse sin obstáculos en el estado de plena felicidad y sosiego que siempre han manifestado todos los budas. Nunca debes decirte: “Practicaré para luego ser feliz”. Esto es un error.

Uno debe poder sentir la paz y la felicidad en su vida “tal como es”. Cuando comprendes esto y lo vives, la mente-cuerpo comienza a aplacarse. Tu pensamiento habitual se tranquiliza  pues sientes  menos compulsión a “salirte” del momento presente. En este momento surgen una gran paciencia, paz y estabilidad en tu interior. No tienes a donde ir, ya estás en casa.

Sentarse en este estado de paz y felicidad te permite darte cuenta del tiempo que tú mismo has saboteado tu felicidad y tu paz. Te das cuenta de las veces que te has dicho cosas como: “No puedo ser feliz hasta que…”, o “Me resisto a ser feliz porque…”, o “Quizás ahora sí pueda ser feliz porque…”. Esto es saboteo. Nuestra cultura mental nos ha obligado a pensar de esta manera. Para ser felices, según los parámetros de la mente ordinaria, debemos “cumplir” con ciertos requisitos. ¡Qué absurdo! Cuando te sientes en zazen la próxima vez, olvida todos estos requisitos y comprende de una vez por todas que sentarte en zazen es tu mayor felicidad y tu paz completa. No te dejes intoxicar; tampoco veas al zazen como una cura milagrosa, pues no lo es.  Zazen es la realidad que se esconde detrás del mundo ilusorio y anhelante. Es la más elevada dimensión de la vida humana y, para acceder a ella, solo debes abandonar  tus prejuicios y las comparaciones que surgen de tu mente ordinaria dualista. Siéntate ya naturalmente en medio de la felicidad y la serenidad. Si logras experimentarlas, estarás “despierto”.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Serenidad y alegría.

Serenidad y alegría.

Anuncios

2 comentarios to “Texto 1725 – ENCONTRÉ LA ALEGRÍA Y LA SERENIDAD SIN PENSARLO”

  1. El dharma es maravilloso y quien despierta en el lo es mucho mas, Gracias sensei, Gassho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: