Texto 1742 – MORIR EN EL INSTANTE

No tengo nombre.

No tengo nombre.

Cuando coloco mi rakusu sobre mi cabeza, lo hago para deshacerme de mis ilusiones y para poder servir a otros con una Mente libre de demonios y de hechizos. Dejo de ser el individuo egoísta y me convierto en un buda humano que desea transmitir el Dharma para ayudar a otros a lidiar con su sufrimiento. Cuando coloco mi rakusu sobre mi cabeza, dejo de ser yo.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

2 comentarios to “Texto 1742 – MORIR EN EL INSTANTE”

  1. El cuerpo, el habla y la mente son herramientas beneficiosas para todos; si no fuera así, ¿cómo podría saber quién soy? Gassho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: