Texto 1790 – LA MÚSICA DEL ZAZEN

Toca para Buda.
Toca para Buda.

Un relato del libro “Ser como el río que fluye” de Paulo Cohelho cuenta de una pareja  (un joven y una chica) que en medio de un centro comercial moderno muy transitado y bullicioso logran escuchar a un pianista (contratado para entretener a los transeúntes) entre el alboroto. Ella, violinista de fama internacional, capta primero el sonido del piano y convence a su amigo de buscar el lugar de donde viene. Llegan al espacio donde está el pianista y se quedan escuchando sus interpretaciones en un silencio total. Este, después de un rato, los advierte y les saluda inclinando la cabeza. Y sigue tocando sus piezas de Mozart, Schubert y Chopin mientras la gente común no le presta atención alguna.

Basado en este relato, les revelo que zazen representa al pianista que toca porque es su destino, su alegría, su razón para vivir en medio de cientos de personas que lo ignoran. El pianista es ignorado casi totalmente, pero el toca para Dios: ese es su destino en este mundo, y la fuente de toda su alegría.

Sirve de ejemplo a otros.

Cuando nos parezca que nadie presta atención a lo que hacemos, pensemos en este pianista: estaba conversando con Dios a través de sus interpretaciones; y nada a su alrededor tenia –para él- la menor importancia. “Dios lo escucha” – dice el relato de Coelho – “pues Dios está en el alma y en las manos de ese hombre, porque está dando lo mejor de sí mismo, independientemente de reconocimiento alguno o del dinero que haya recibido. Toca como si estuviera en la Scala de Milán o en la Ópera de Paris”.

Zazen es tu conversación silenciosa con Dios, el universo, el Maja Shakti. Al sentarte nadie te toma en cuenta, pero tú insistes en concentrarte en tu postura y en tu silencio para hablar con Dios o Buda. El sentido de tu vida (en este instante) se reduce a esa conversación, y nada más importa. Los budas conversan desde el cuerpo inmovil y la mente silenciosa.

El músico tocaba melodías de Chopin, Mozart y Schubert. Tú tocas la melodía del vacío, del no-ego, del Dharma de Buda. Este es tu destino, tu felicidad y tu buen karma.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

2 comentarios sobre “Texto 1790 – LA MÚSICA DEL ZAZEN”

  1. Siempre me ha afectado la indiferencia de la gente con el músico que está tocando para ellos. Debe ser porque tengo amigos músicos y soy un aficionado a todo tipo de música (con algunas excepciones). La comparación es excelente. Felicitaciones y Gassho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s