Texto 1857 – LOS TERREMOTOS

Peligro a la vista.
Peligro a la vista.

“Los sutras budistas mencionan mucho los terremotos. ¿Por qué ocurren los terremotos? La Tierra tiembla cuando la gente tiembla ya que la gente y la Tierra están conectadas. Cuando tú tiemblas, el mundo también tiembla. Si no tiemblas, la Tierra tampoco temblará. Debido al pánico, las siete emociones y los seis deseos de la gente explotan. Esto crea un terremoto. Un terremoto ocurre cuando estás feliz. Un terremoto ocurre cuando estás molesto o eres infeliz. Un terremoto ocurre cuando estás melancólico o sientes miedo. Un terremoto se presenta cuando estás enamorado; un terremoto ocurre cuando te sientes molesto. Un gran terremoto ocurre cuando surge el deseo sexual. La tierra tiembla y se abre cuando tus siete tipos de emociones y tus seis tipos de deseos tiemblan en tu mente. La gente no sabe que ella misma crea estos terremotos a diario. Los sentimientos amorosos y románticos crean mucha turbulencia y desencadenan terremotos de gran magnitud. Cuando nadie está tranquilo y en paz, se desencadena un terrible terremoto. Los bosques, los árboles y los océanos se asocian con partes nuestras.  El cabello en nuestras cabezas simboliza los bosques de un ecosistema; los ojos, cejas y barba representan árboles, mientras que los océanos representan nuestros deseos. Cuando no podemos controlar nuestros pensamientos y nuestros deseos, ocurren grandes terremotos.

Cuando el Buda estaba muriendo, muchos lloraron, otros temblaron histéricamente. Cuando el mundo material tiembla, el mundo imperceptible también tiembla. Cuando los espacios internos tiemblan, de seguido tiembla lo externo. Cuando lo que está adentro se mueve, lo que está afuera también hace lo mismo. Todo lo que está adentro, también está afuera. Lo interno y lo externo están interconectados y son interdependientes.  Crear terremotos a diario – no importa cuales emociones estén ocasionándolos  – es una situación peligrosa. Puede ser que ninguno de ustedes crean mis palabras hoy, pero quienes plantan las causas de los terremotos, también recogen los frutos de ellos.”

Maestro Hua 

COMENTARIO: ¿Cuántos terremotos creamos a diario en nuestro entorno? La educación de las emociones  y  la pacificación de los deseos pueden evitar que todo adentro y afuera tiemble. Muy interesante el texto; debemos meditar en él. Cuando venga un terremoto, sabremos que algo de nuestro mundo interior (de toda la gente)  agitó al mundo exterior.

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

2 comentarios sobre “Texto 1857 – LOS TERREMOTOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s