Texto 1866 – ESTOS NO HEREDAN NADA

Yves Carouget.
Yves Carouget.
Taisen Deshimaru.
Taisen Deshimaru.

En algunas notas del maestro Dogen, este comentó (entre tantas otras) que en la interacción entre discípulo y maestro, el discípulo nunca debe mirar fijamente la cara de su maestro; solo debe mirarlo de reojo. Si el maestro lo llama y le habla cara a cara sí lo puede mirar pero nunca “examinándolo”. Las características del rostro, costumbres, gestos o las muecas del maestro son irrelevantes. Nada que se pueda criticar.

Insultar a un maestro auténtico de la transmisión es motivo suficiente para retirar a ese discípulo de inmediato de una comunidad zen. Su presencia es ofensiva.

Las características “personales” de un maestro no son el Dharma. Y el Dharma es lo único que debe ocupar al discípulo. Son su personalidad enérgica (se note o no exteriormente) y su sabiduría lo que realmente importa. Quien transmite el Dharma lo hace de espíritu a espíritu (I shin den shin), y por esto los rostros y características personales de los maestros no importan en lo absoluto.

En 1981, en el templo zen de La Gendronniere (Francia) conocí al maestro Deshimaru en un comedor improvisado. La monja que nos guiaba ante él, nos dijo (como a unos 12 metros de él): “Deben esperar. El maestro Deshimaru está fumando y a él no le gusta que lo vean fumar.” Esperamos  en una banca unos siete minutos y luego él mismo caminó hacia nosotros y nos saludó con gran entusiasmo.

Lo demás fue escuchar su transmisión del Dharma en el dojo para que nuestras cabezas se agitaran.

En 1984, en la ciudad de San Cristobal (Venezuela), un grupo de damas que acababa de escuchar una charla del sensei Yves Carouget decidió no regresar más a su dojo pues sus bigotes estaban manchados de nicotina. Para ellas un hombre que fumara no era un maestro autentico. Estas limitaciones mentales perjudican al buscador del Dharma; son tonterías que pueden separar a una persona de la enseñanza del Buda por quien sabe cuántos siglos más. Por supuesto que son mentes complicadas y nada lúcidas. ¿Hasta cuándo tenemos la osadía de criticar a otros?

Quienes critican o juzgan a sus maestros, ni heredan el Dharma ni lo pueden transmitir.”

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

4 comentarios sobre “Texto 1866 – ESTOS NO HEREDAN NADA”

  1. Así lo siento en mi corazón y creo en ello totalmente. Hace falta mucha humildad para hacer esto. Ya lo demás de que si vas a obtener algo con eso, serás más que los demás, son otra cosa, un problema para ese practicante que sufre de la enfermedad del ego, y de las peores formas, la que se esconde detrás del “yo soy budista”, “yo soy humilde”, yo soy, yo soy yo soy.

    Gasshô, maestro.
    De mi espíritu a su espíritu.
    Gracias.

  2. Antes de que algo se manifieste, allí siempre está el Dharma (la enseñanza) como punto de referencia. Muy a menudo muy pocos pueden reconocer y emplear este Dharma. Gassho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s