Texto 1921 – SI HUBIERA, SI FUERA, SI TUVIERA…

Tantas veces nos sucede que no valoramos ni disfrutamos nuestra realidad. Lo terrible es que mientras deseamos “estar en otro lado” se nos escurre la vida como el agua entre las manos

A todos nos surgen a diario pensamientos parecidos a estos: “Si ganara más, si hubiera nacido en otro lado, si me fuera de viaje, si tuviera otro carácter, si fuera más atractivo.” La vida es inmensa y por eso puede ser agotador ir detrás de todo lo que ofrece. ¿Podemos satisfacer absolutamente todos nuestros deseos? ¿Hay siempre algo mejor que hacer o algún lugar mejor en el que estar distinto al que nos toca aquí y ahora?¿Por qué tenemos siempre esa sensación de que hay algo que está mal en nosotros, que nunca somos lo suficientemente adecuados y completos?

Si prestan atención verán personas que permanentemente nos están pidiendo algo, pero cuando intentamos brindárselo, ellas se aprovechan de nuestra tentativa de aproximación para reclamar otra cosa, justo lo que nosotros no hicimos. Siempre está la satisfacción en otro lado, siempre quieren más de lo que necesitan. Además, cuando lo obtienen, no lo pueden disfrutar, en su desesperación no comprenden que la satisfacción siempre es provisoria y fugaz. ¡Quiero más! ¡Dame más!, y una queja permanente amenazando aflorar en cualquier momento. Grandes o pequeños quejosos, tal vez nosotros mismos seamos uno de ellos por momentos.

Debemos amar lo que es posible amar, desear lo que se puede alcanzar, ir hacia metas alcanzables,  aceptarnos tal cual somos, aunque nos consideremos “mejorables”. Aprender a reconocer entre nuestros deseos cuáles se pueden satisfacer y cuáles no, reconocer la ansiedad y no hacer nada movidos por ella, aceptar las desilusiones, aceptar el aspecto rutinario (y necesario) de la vida, quizás hasta encontrarle un sabor agradable. Saber sentir, sobrellevar la presencia de emociones difíciles, disfrutar las sanas fantasías que nos permiten tanto crear nuevas cosas como vivir en el tiempo intermedio en el que aún no las logramos y seguir adelante ¡incluso si  no las logramos!, la vida es inmensa y nos ofrecerá muchas otras oportunidades.

La dificultad comienza allí a donde nuestros pensamientos nos llevan al reino de los sueños imposibles y a la dimensión de las realidades potenciales ya allí se nos escurrirá la vida como el agua entre las manos. ¿Qué otra cosa es, después de todo, ansiar ser otros distintos sino una encubierta falta de amor por nosotros mismos?¿Qué significa el ansiar haber hecho las cosas de otra forma sino el que no estamos aceptando nuestros errores y el que necesitamos aprender? ¿No es acaso la clave del buen disfrute el saber aceptar como un hecho natural que debemos resignarnos a que éste necesariamente va a terminar?

Publicado en la Revista Uno Mismo, febrero de 2012.

COMENTARIO: El Zen te enseña que puedes estar muy satisfecho con lo que tienes si tú mismo logras comprender “cuanto tienes”. La gente busca más, pero es porque simplemente no sabe lo que tiene. El Zen – como Vía a seguir- te libera de las toxinas del apego: solo se puede vivir y disfrutar “este instante”. Un hombre puede tener 100 camas, pero solo se puede dormir en una a la vez. Si tienes una cama ya eres muy afortunado. Darse cuenta es lo esencial. Ama donde estés, solo ama. Baila cuando puedas y al hacerlo solamente baila. Come lo que está en tu plato pues eso es lo que tienes. Es muy sencillo. Realmente solo las mentes equilibradas, serenas y claras comprenden esto.

Un relato cuenta que un hombre en la India deseaba perennemente tener seis brazos y los dioses se los dieron. Pero un día se molestó muchísimo con ellos pues cada uno deseaba tener un reloj. Cada deseo desordenado genera otros más alocados. El Zen es un hombre con solo dos brazos y un reloj.

Una cita dice: “Una mujer insatisfecha desea todo tipo de lujos. Pero una mujer que ama a un hombre dormiría sobre una tabla.” –  D.H. Lawrence

El camino de la sencillez.

El camino de la sencillez.

Anuncios

4 comentarios to “Texto 1921 – SI HUBIERA, SI FUERA, SI TUVIERA…”

  1. Excelente texto, gracias por compartirlo

  2. muy bueno maestro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: