Texto 1925 – HABLANDO DEL CORAZÓN Y DE ZAZEN

Más allá del más allá.
Más allá del más allá.

El Anahatha o Chakra del Corazón, está localizado en el corazón. Su nombre significa sin abatir, fresco, puro, sin aflicción. En el cuerpo se asocia con el corazón, las manos, los brazos y la glándula timo. En el centro del pecho, detrás del hueso donde la gente toca cuando dice ‘yo’, queda esta pequeña glándula llamada timo.  Ella crece cuando estamos alegres y se encoje a la mitad cuando estamos estresados y aún más cuando nos enfermamos. Más tarde la ciencia demostró que aunque vaya encogiendo después de la infancia, ella sigue siendo activa; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, junto con las glándulas adrenales y la espina dorsal y está directamente conectado a los sentidos, la conciencia y el lenguaje. También es muy sensible a imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, sonidos, palabras y pensamientos.  El amor y el odio afectan profundamente este chakra. Los pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y bacterias. Como esa actitud negativa no existe en forma concreta, el timo intenta reaccionar y se debilita, luchando contra un invasor desconocido y abre espacios para síntomas de baja inmunidad, como los herpes. En compensación, los pensamientos positivos consiguen activar todos sus poderes, recordando que la fe remueve montañas.

Si piensan en zazen, y lo relacionan con el corazón, los brazos, las manos y el timo…reconocerán de inmediato la “postura” de zazen. En el Zen se dice: “Al encontrar una montaña, abrir una puerta.” ¿Ya entiendes por qué?

La información sobre este chakra añade:

Desafío Humano y Obsequio – el abrir nuestros corazones a la vibración desapegada y sin juicio del amor universal.

Deseo del Alma – el experimentar unidad, devoción, reverencia por la vida, una vinculación desapegada.

Relación Primordial – con un poder espiritual superior, con nuestro propio corazón y el de otros, con el pulso que nos une con el universo.

El chakra del corazón está regido por el elemento aire. A diferencia de los otros elementos, al aire no lo ves, su influencia es sutil. Por el aire despliegas tus emociones y cultivas la compasión y la capacidad de amar.

Cuando se equilibra y se abre el cuarto chakra, llegas al verdadero primer nivel de la conciencia auto-reflexiva, desde donde puedes verte a ti mismo a través de los ojos de los otros y entiendes que los demás son tan importantes como tú. En los primeros tres chakras estás regido por el “yo“, en el cuarto empiezas a tener sentido de “nosotros“.

Sabes cuáles son tus sentimientos y puedes dirigirlos. Casi todos pueden amar y sentir fuertes impulsos y pasiones unos por otros, pero actuar desde el cuarto chakra es dar forma a la pasión para cumplir con los compromisos y obligaciones del amor.

Se relaciona con el funcionamiento del sistema inmune, la glándula del timo y el bombeo del corazón. Nos da inequívocas “corazonadas”. Nos hace saber quiénes somos y qué queremos en las relaciones.

Cualquier bloqueo en el diafragma o en el mecanismo de respiración, lo afecta profundamente. Su más poderoso estímulo es la respiración controlada y serena.

¡Buen zazen para todos  y buen corazón!

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

2 comentarios en “Texto 1925 – HABLANDO DEL CORAZÓN Y DE ZAZEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s