Texto 2010 – NO PUEDES PENSAR EN USAR EL DHARMA

2010

 

 

Cuando “usas” el Dharma, lo pierdes. Puedes practicar técnicas que el Dharma te enseña, pero al ponerle “nombre” al Dharma para alcanzar tus objetivos personales, este desaparece: no es el Dharma original del Buda. Ustedes están acostumbrados a darle a su práctica un nombre, le añaden siempre algo. El Dharma es “detenerse, arrojar todo, no hacer nada de lo que tienes en mente hacer: si estas a punto de lograr algo (atrapar una presa), detente. Detente y deja que el espacio abra al espacio. Atrapar, cazar, obtener “no” es lo que hacemos en el Zen. Nosotros no “saborizamos” al Dharma.

Si practicas el Dharma solo para curarte, sentirte mejor, detener tu depresión…es como si comieras únicamente para defecar.

En el Budismo verdadero, se estudia el Dharma sin esperar convertirse en esto o en aquello. Pues el Dharma es “esencialmente inútil”. Los invito a cortar, dejar caer y desechar. Esto se llama “claridad”. Esto es un baile. El Budismo te invita a salir de la enfermedad que te lleva a querer “usar” el Dharma. Si logras esto, ya no estarás enfermo nunca más. El Budismo no te “vende nada”. Solo “dejando pasar” bailas el verdadero baile del Buda.

Es tiempo de que te despiertes  y desocupes todas las agendas que tienes para con el Dharma y te liberes de toda información inútil con respecto a la utilidad del Dharma. Es tiempo de despertar a la “vida verdadera”. No la vida que te enseña la televisión. No esa vida que todos desearían que tú tuvieras: tu familia, amigos, esposos, esposas, ni siquiera tus maestros. No esa vida que llena tus pensamientos, tus intenciones y tus objetivos. Te invito a encontrar la “vida verdadera”. Y recuerda: “El Dharma es esencialmente inútil”.

Piere Turlur / Monje zen

COMENTARIO: En el Zen, usar el Zen no es Zen. Y usar el Dharma es simplemente “estar loco”.

 

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s