Texto 2020 – EL DOCTOR BUDA

2020

 

Desde el principio, el Buda se dio cuenta de que uno puede sufrir de enfermedades físicas y de las consecuencias de una mente insana. Para curar las enfermedades –  tanto físicas como mentales – el Buda nos presentó su enseñanza (Tipitaka).  Aunque el Buda se interesó en sanar tanto el cuerpo como la mente, puso mayor énfasis en la sanación de la mente.  El usó el conocimiento del Dharma para curar los males provenientes de los tres venenos: la avaricia, el enojo y la ignorancia.  La medicina del Buda trata a las enfermedades que se originan en las mentes de los pacientes  para curarlos de esos tres venenos. Pero no como lo haría un psicólogo, pues el Buda emplea su Dharma como medicina.

Mantener tanto al cuerpo como a la mente saludables es importante, pues el cuerpo es el vehículo que usamos para practicar el Dharma. Como todas las cosas, el cuerpo y la mente son interdependientes; la salud de la mente influencia al cuerpo y la salud del cuerpo influencia a la mente. Usando el cuerpo como una herramienta, podemos cultivar un corazón compasivo y una mente clara. Con una mente cultivada, somos capaces de examinarnos a nosotros mismos, ver con claridad la naturaleza de nuestros problemas, y trabajar para resolverlos. Solo en ese entonces podremos acercarnos al camino de la salud verdadera.

En los sutras encontramos analogías que describen al Buda como un doctor, al conocimiento del Dharma como una medicina, a los monjes como personal médico auxiliar (enfermeros)  y a las personas comunes como pacientes. El Budismo es considerado un medicamento con amplias aplicaciones – un medicamento que puede curar las enfermedades de todo el cuerpo. El Budismo le ofrece al paciente no solamente  la alegría por la curación de sus síntomas, sino la guía necesaria para asegurar una salud integral duradera.

Maestro Hsing Yun / Buddhism, Medicine, and Health

 

COMENTARIO: Cuando las enfermedades aparecen, debemos estar pendientes de estos tres venenos. Si estás en el Zen – recibiendo el Dharma de Buda – te darás cuenta de cómo las enseñanzas se convierten en ungüentos sanadores para todas tus aflicciones. El Dharma purifica la Mente, y la mente purifica al cuerpo. Cultivar la mente es esencial. Ese cultivo implica usar el Dharma para conocerte a ti mismo. Si escuchas hablar de los miedos, de los fantasmas, del despertar, del vacío mental, del orden universal…no te contentes con esto; aprende a aplicar todo el Dharma para organizar tu vida y así contribuir a mejorar las vidas de todos los seres sensibles. La salud es  un bien para todos. El Dharma no excluye a nadie, la salud tampoco. Despierta a esta verdad.

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

2 comentarios sobre “Texto 2020 – EL DOCTOR BUDA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s