Texto 2037 – ZEN SIN PROTAGONISTAS

taisen

 

TaisenDeshimaru nos hablaba de dos ordenaciones en el Zen: la de bodhisattva y la de monje. Y, cuando le preguntaban que como se podía uno convertir en un maestro zen, simplemente contestaba que eso lo decidía la historia. Ser un maestro depende de muchísimos aspectos y, sobre todo, del deseo de no serlo. El Zen es no desear, no protagonizar, no apegarse, no perseguir. Deshimaru dedicó su vida a la transmisión del Dharma de Buda con fuerza y determinación. Para él, el Budismo japonés estaba cubierto de polvo, de tradición estéril y de intereses familiares y económicos muy poderosos. Decidió, desde su corazón, desempolvar el Zen corrompido y llevar a Francia (y al mundo) un Zen fresco. Eso hizo. La historia reconoció su obra en pro de la difusión del Dharma de Buda y lo certificó silenciosamente como maestro zen. Las críticas egoístas no pueden manchar su obra. La historia es testigo de ella. No se puede menospreciar su obra como monje zen y como maestro de la auténtica transmisión del Buda basados en las superficialidades de tener o no certificados monásticos de papel o sellos imperiales del dominio japonés. El Zen nace en la India. Y, desde la India, la historia viene observando a los hombres que han dado su aporte a la obra esencial del Buda. La historia no premia el protagonismo personal, la historia certifica la obra de los hombres comprometidos con el Dharma. Ordenarse en el Zen es convertirse – a través del servicio desinteresado – en pregonero del Dharma. Para lograr esto busca seguir a un “hijo del Buda” para que te “instruya”. Los que no escuchan el Dharma de Buda, inventan su propio dharma y se convierten en demonios de la transmisión autentica. Mantén la distancia de un país entero de tales personas aberradas y egoístas que solo corrompen la maravillosa enseñanza del Buda.

Alejandro Jodorowsky nos dice al respecto: “Porque bebe el jugo de esa planta de moda y alucina se cree Maestro Chaman. Sería mejor que aspirara, sobrio, a ser un discípulo eterno.”

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

 

Anuncios

9 comentarios to “Texto 2037 – ZEN SIN PROTAGONISTAS”

  1. simplemente no buscar nada, solo el zazen ordena todo como debe ser, solo se debe aspirar y como nos enseño el fin de semana duda, fe y practica. gassho.

  2. Lo bueno es que todo Monje o Bodhisattva comprometido con su zazen sin olor a humano, sin espíritu de provecho, comprometido con el servicio a todos los seres y la actualización del Dharma del Buda, sabe que esta enseñanza eterna, infinita, ni se mancha ni no se mancha. Por tanto, sigue transitando el camino, con humildad y de forma sincera, estudiando, conociendo-se, sirviendo a toda la humanidad y a todos los seres sensibles, sin necesidad de títulos ni medallas; por ello, afortunadamente, el Dharma del Buda sigue vivo, porque siempre hay “hijos del Buda” que intuyen esto con el alma y van más allá, se conservan ordenados. Gassho

  3. El Dharma universal carece de color no puede ser llenado ni vaciado, así juegan los karmas en su abrazo inseparables, No hay punto medio, aun así mis palmas se unen en reverencia, todo concepto de dharma desaparece allí….Gassho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: