Texto 2047 – LA ILUMINACION

 

Cuando el espíritu se ilumina, no lo hace gracias a la luz que pueda estar o aparecer en nuestro entorno. El estado de iluminación viene de adentro. Explicar este estado no debe ser nada fácil pues lo que vivenciamos internamente no es fácil explicar a través de palabras cotidianas dependidas del mundo exterior. De todos modos, ¿para qué explicarlo? Evidentemente solo se puede hablar de iluminación si previamente ha habido obscuridad. Entonces, ¿no es a ese estado de conciencia que se da cuenta de la obscuridad reinante al cual debemos hacer referencia si es ese estado el que en un momento dado descubre la claridad? ¿Qué cosa se ilumina? ¿Cómo se ilumina? – Si puedes pasar de una condición de obscuridad a una de claridad mental momentánea, esa es pues tu iluminación. Buda nunca dijo que él “estaba iluminado”; sus discípulos “notaron” algo especial que venía desde adentro de él: una comprensión muy clara (no obscura) de la vida y del mundo. Si tus días (tu mente y tus pensamientos) siguen siendo obscuros – y tú te das cuenta de ello – mantente firme en tu práctica y no se te ocurra buscar a “alguien” para que te ilumine. El primer paso es “se rendre compte” (darse cuenta) de que esa claridad nunca viene de afuera. Algo externo puede producir un shock en tu interior y en ese momento la claridad aparece internamente…eso es todo. Pero, aparece “desde tu propia mente”. Es muy sencillo. El mundo interior (la mente, emociones y pensamientos) y el mundo exterior (escuchar el Dharma, practicar la meditación sentada, practicar ese Dharma, cultivar el espíritu) se asocian para crear un estado de claridad mental, que aunque pase rápidamente, ayuda a alcanzar nuevas claridades o despertares posteriores.

Dainin Katagiri nos dice de manera muy oportuna: “El mundo puede parecernos muy cambiante, lleno de dificultades, nos sentimos yendo del timbo al tambo…pero debemos mantener una aspiración estable que nos permita alcanzar la paz y la armonía con todo dentro y fuera de nosotros. Pero debemos vivir este voto/aspiración inspirados en el Dharma de Buda, en su vida, y nunca de acuerdo a nuestras ideas individuales. A esto se refiere la frase “vivir en la luz del Buda”. (Dainin Katagiri / Returning to Silence)

Me imagino que quedó “claro”, ¿no?

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s