Texto 2055 – LOS DIEZ MUNDOS

aaa.jpg

 

Los diez mundos se conocen también como los diez Bhumis. Estos se refieren a las diez etapas que recorre el Bodhisattva.

El Primer mundo o etapa se llama en Sanscrito  PRAMUDITA  o “Muy Feliz”. Bhumi quiere decir etapa o piso. Para pasar desde la posición de Bodhisattva a convertirse en un Buda, uno debe pasar por los diez Bhumis. Esta primera etapa se conoce como Muy Feliz pues el Bodhisattva ha reconocido la Sunyata (el vacío de la mente, lo insustancial) no solo por pensarla o visualizarla, sino que realmente ha alcanzado la Sunyata. Como reconoce la Sunyata, está en otro mundo, el mundo de la Sunyata; no el mundo del egoísmo y  la ignorancia. Por eso se “siente muy feliz” y siente la alegría de haber superado dificultades anteriores. Por eso se le conoce como “La Estación Muy Feliz”.

El Segundo mundo o bhumi es conocido como VIMALA o “Renuncia a los Engaños” pues como Bodhisattva sabe acceder a la Sunyata y sabe cómo permanecer más y más tiempo en ella. Dentro de la Sunyata él sabe que todo es puro, mientras que fuera de ella todo es engañoso. Esta segunda etapa es considerada el estado de “pureza”  en el cual el Bodhisattva experimenta su liberación de las ilusiones engañosas del mundo ordinario.

El tercer bhumi es llamado PRABHAKARI o etapa “Donde Brilla la Luz”. Pues mientras la meditación del Bodhisattva se hace más profunda, su Samadhi (serenidad interior) irradia luz, y a eso se debe su nombre pues muchísima luz emana de su serenidad meditativa.

El cuarto bhumi es ARCISMATI o “Sabiduría que quema”. En esta etapa el Bodhisattva ha quemado todos sus pesares gracias al fuego de la sabiduría y es por eso que se conoce al bhumi como “el estado de la sabiduría que brilla”.

El quinto bhumi se conoce como SUDURJAYA o “Muy difícil ser Victorioso”. Esto quiere decir que muy pocos pueden vivir una práctica tan fuerte y llegar a esta etapa “victoriosa”. Es una etapa donde se demuestra la superación de las dificultades más agobiantes.

El sexto bhumi es conocido como ABHIMUKHI o “Etapa de las Aparición”. A la aparición a la cual se refiere no se le describe como algo común, sino como algo muy especial que aparece. Es la Sunyata en sí misma. Ustedes saben que existen los Pensamientos Sunyata, las Visualizaciones Sunyata, la Sunyata de la Felicidad, la Sunyata de Luz, de Sol, de Fuego, pero la Sunyata que aparece en esta etapa es la Sunyata en sí misma, en su cuerpo radiante. Esto quiere decir que de una idea abstracta que se tenía de ella, esta se convierte en una existencia concreta.

El séptimo bhumi es conocido como “El Viaje lejos del Mundo” o DURAMGAMA. Esto quiere decir que el Bodhisattva sigue yendo más lejos, más lejos que su “karma habitual”, lejos de todos los seres sensibles, lejos del Bodhisattva de la sexta etapa, Se está desprendiendo de las ideas del “ser” con el fin de salvar a los demás.

El octavo bhumi es ACALA, o “Etapa del No-Movimiento”. Ell Bodhisattva de esta etapa no puede ser perturbado por ningún tipo de pena, por ningún punto de vista erróneo, por ningún apego al dinero, ni a la fama ni a la reputación, ni por nada bueno ni por nada malo; por lo tanto permanece calmado e imperturbable.

El noveno bhumi es SADHUMATI, o “Etapa de la muy buena Sabiduría” pues aunque en la cuarta etapa alcanzó la sabiduría del fuego, en esta etapa el Bodhisattva tiene tambien la Sabiduria del Bien razón por la cual él puede hablar muy bien y puede obtener una sabiduría muy amplia. En el idioma chino “Fa-Shih” quiere decir que se ha alcanzado la etapa en la cual se puede difundir el Dharma. El Bodhisattva puede hablar con los demás y hacer exposiciones del Dharma pues ya ha obtenido la sabiduría discriminatoria más perfecta y sabe dónde y cómo “salvar a los demás”.

El décimo bhumi se conoce como DHARMAMEGHA o “Nube del Dharma”. En esta etapa el Bodhisattva no solo puede hablar para “promover el Dharma”, sino que puede hacer que el “Dharma llueva”, por eso este es el nombre del décimo bhumi.

COMENTARIO: Más que un comentario, deseo hacerles a todos una recomendación: primero hagan del Dharma su amigo, luego su amor, y finalmente conviértanse ustedes en Dharma. Sin prisa, sin ostentación. Con sabiduría. Solo entonces podrán “hacer llover el Dharma”. Gassho para todos los hombres y mujeres de la Vía. Estar en la Vía nos permite a todos “comprender espaciosamente la vida”.

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

4 comentarios sobre “Texto 2055 – LOS DIEZ MUNDOS”

  1. Gran texto. Por un lado es verdaderamente fascinante para quienes ya hemos decidido antes dar ese paso de ordenarse como Bodhisattvas -no por ello creyéndonos por supuesto que somos algo más que cualquier otro practicante o que cualquier otra criatura o que cualquier otra cosa-, ya que con ese poquito de experiencia es posible notar aquí una suerte de camino iniciático verdadero en esto que llaman Budismo Zen, en las profundidades; eso es muy especial; por otro lado, resulta ser para quien escribe, un documento también didáctico importante para ser difundido entre quienes apenas comienzan su práctica y entre los que ya tenemos un tiempo, de práctica sincera porque de cualquier otra forma ésta pierde sentido y no viene uno más que a convertirse en una etiqueta más, alguien que sólo representa una ficción en su afán de representar un rol; lo que lo encadena a la ilusión que él mismo de sí “como budista que es” ahora se ha creado. O sencillamente de cualquier otro error que cualquiera de nosotros estuviéramos sin darnos cuenta poder estar practicando, que en realidad no es sólo más que un peso y un obstáculo. He ahí la importancia y la venerabilidad que emanan de aquell@s exigidamente dispuestos y en condiciones para la ayuda y la asistencia -porque esa en buena medida la función de la tradición y la práctica: la ayuda y el servicio a los demás- como monjes, maestros o senseis y otros bodhisattvas. Gasshô

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s