Texto 2086 – INFIERNO Y DHARMA

helll

 

En el Budismo sabemos que somos nosotros mismos quienes creamos nuestros propios infiernos (naraka) en nuestras mentes, por eso es innecesario temerle a las llamas (fuego) del infierno que nos queman.

 

En realidad nada se quema en el supuesto infierno del cual muchos hablan. Nuestros pensamientos sí nos queman. Nuestro infierno es realmente muy cómodo para nosotros pues nosotros mismos lo hemos creado. Ciertamente si tú no te das cuenta de que esta es tu creación, te sentirás terriblemente mal y seguramente te desesperarás. Tu sufrimiento no tendrá limites. Los budistas sabemos esto y es por esta misma razón que decidimos bañarnos en el agua del Dharma. El Dharma es el poder sanador que extingue el infierno que hemos creado en nuestra mente.

 

El infierno es simplemente el desorden que creamos cuando dejamos que nuestros pensamientos mundanos (nada claros) reboten enajenadamente de un lado a otro creando fricción y caos en nuestra mente y en nuestra vida. Estos pensamientos viajan erráticamente y sin ningún propósito elevado, sin permitirnos crecer, cultivarnos y conocer mejor nuestras vidas. Este infierno es un desperdicio. En medio de este caos infernal no existe ninguna armonía. ¿Qué tipo de vida podemos vivir si nuestra energía fundamental es una pobre e inestable energía mental? Quienes disfrutan de su infierno no deben quejarse del fuego que han encendido. Quienes se bañan con el agua del Dharma viven vidas refrescantes, de servicio, con propósito y de crecimiento. Esta última opción le hace mucho bien a la humanidad. Solo el Dharma apaga el fuego de tu infierno.

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s