Texto 2089 – PERDER LA CABEZA TRAS AÑOS DE PRÁCTICA

control

 

A veces uno se pregunta ¿cómo es posible que después de muchos años de práctica de alguna disciplina espiritual o de la meditación uno pueda de pronto enardecerse un día y perder la cabeza para convertirse de momento en una persona irritable, agresiva y violenta?

En el libro “Zen Word, Zen Calligraphy”, Eido Taishimano y Kogetsu Tani nos dicen: “Cuando los días pasan sin ningún problema, los resultados de la acumulación de nuestra práctica puede ser que no sean revelados tan drásticamente, pero cuando ciertos eventos inesperados y extraordinarios ocurren, nuestra práctica diaria y nuestra consciencia del presente surgen espontáneamente y armónicamente. Dado que la vida en general es impredecible, necesitamos prepararnos para encontrarnos con este tipo eventos, o resultados impredecibles. Por lo tanto es extremadamente importante para nosotros continuar con nuestra práctica diaria. Los eventos que pueden ir surgiendo en nuestra vida pueden ser tanto buenos como malos pero eso realmente no importa.”

Realmente el hecho de que practiquemos para cultivarnos no es ningún sinónimo de que los hechos en nuestra vida a futuro vayan a ser siempre armónicos o serenos. Nos preparamos para los eventos que han de pasar y eso implica que compaginemos naturalmente con la situación que vivimos. Si en algún momento debemos enojarnos lo haremos y así perderemos el control; pero eso estará bien pues a través de los años de práctica nos hemos preparado para ser conscientes de que seguimos siendo humanos. De igual manera los eventos pueden ser favorables y agradables, y para ellos también nos preparamos. La vida es un sucediendo y cada uno de nuestros días pasa a ser un sucedido. Sucediendo y sucedido son la vida misma del ser humano, no importa el evento que nos toque vivir después de años de práctica. Por eso también se dice que en algunos momentos de nuestra vida enojarnos es lo único que nos sirve. Perder la cabeza no es tan malo siempre y cuando uno lo pueda ver y reconocer. Lo demás es seguir con la práctica y el cultivo interior.

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

2 comentarios to “Texto 2089 – PERDER LA CABEZA TRAS AÑOS DE PRÁCTICA”

  1. Qué bien, cero delirios hippies en torno al budismo y al zazen. Ya lo demás está escrito arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: