Texto 2167 – CARRERA SIN COMPETIDORES

pista

 

¡Cuánta prisa existe en el mundo para llegar a no sé qué lugar a hacer no sé qué cosa! Un simple ejemplo es el del hombre que siendo aparentemente normal y equilibrado se transforma al tomar el volante de su carro para desplazarse “a toda prisa” para llegar a dónde mismo hubiese podido llegar sin tanto apuro. Los corredores de este tipo imaginan a otros corredores que compiten con ellos para llegar inclusive a la próxima esquina. El desorden mental se abraza con el peligro creando una bomba de tiempo. La prisa descontrolada no proviene de la armonía ni la fomenta.

El Zen, como en cualquier actividad humana, también cuenta con un grupo de corredores que va tras el “satori” a como dé lugar y a toda prisa. Pero en realidad, la gente zen verdadera no se preocupa por competir. Para la persona zen no existen otros competidores pues no hay carrera que correr. En el ámbito espiritual y en el del cultivo interior no hay carreras. Todos los ordenados en el Zen deberían saber esto muy bien. Todos estamos en la misma pista y no hay controladores de velocidad ni línea de llegada. No hay carrera. Y La Vía no tiene “final” tampoco. Quienes se sientan en zazen con Mente Clara ya han llegado a donde deben llegar…sin apuro. El satori es tu zazen. Nunca lo encontrarás en ninguna otra parte. Es muy fácil de entender.

Las personas que corren en el Zen son impulsadas por su propia locura y haciéndolo no degustan el sabor de la Vía del Buda. En el Budismo no hay carreras. Las mentes débiles y confundidas ven “pistas” donde no existen. ¿A dónde quieren llegar? No hay a dónde ir.  Donde quiera que uno esté, uno está en la línea de llegada pues eso es lo único que existe. Mañana estarás en otro lugar y allí, bajo tus pies, seguirá estando la misma línea de llegada. Así lo expresó el maestro Dogen Zenji.  ¿Entiendes por qué no hay apuro?

Ojala la gente común pudiera reflexionar con respecto a su apuro psicológico patológico que solo los atormenta y acelera más…para nada. Quienes no disfrutan su “ahora”, no disfrutan su vida. Es importante no apegarse al apuro. Esta no es una buena práctica. Nadie realmente está compitiendo contigo. Solo ves competidores imaginarios (fantasmas, demonios) que viven para agitarte y mantener tu sufrimiento “a millón”.

Todos estamos en la “línea de llegada” todo el tiempo. Darse cuenta de esto es “ser feliz”.

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

Anuncios

5 comentarios en “Texto 2167 – CARRERA SIN COMPETIDORES

  1. Gassho ! Buenas noches Sensei..Muy sabio texto,le agradezco su reflexión, ya que esta dirigida justo al condicionamiento en que estamos sumergidos por el diario vivir, agitado y estresante…por ahora voy a vivir cada momento…sin apuros…ya que me estoy dando cuenta…esa era mi debilidad..”el hacer siempre en función de los demás”…muy agradecida..Gasho!!!

  2. Gran texto sensei a veces la sociedad y el trabajo nos ponen a correr, me paso con una actividad economica de esas que prometen tener todo el dinero que quieras. Fui ciego. Pensaba en correr para alcanzar una meta, pero, falle, y este texto me aclaro un poco mas las cosas a veces me apresuro tras cosas sin saber que tanto querer algo lejano me traera la felicidad. Sin embargo solo ha traido amargo sabor a mi mente, correr no es necesario. Siempre se esta en el fin ya que el presente es el fin. Caminar sobre el filo del ahora y vislumbrar las situaciones actuales.
    Gassho gracias. Ricardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s