Texto 2234 – DESENREDANDO NUDOS MENTALES

nudo-yep

 

Al observar el comportamiento de las personas, a menudo aprecio con facilidad líneas en sus mentes que  muy fácilmente se han convertido en nudos. Muchas veces es difícil saber en dónde empiezan y en donde terminan. Si estos nudos se forman, es porque las mentes que los crean también están anudadas.

Una mente enredada, también enredará a las demás mentes circundantes. Sin embargo hay prácticas que podemos llevar a cabo para desatar nuestra mente y la de los demás, o por lo menos, para no enredarlas más.

El Señor Buda decía que si queremos llevar una vida armónica, es necesario vivir con sabiduría y resolución. Por un lado, la sabiduría no serviría de nada si no actuamos de acuerdo con ella. Por el otro, para poder resolver las situaciones que se nos presentan, necesitamos cultivar el más alto grado de conocimiento para poder llevar a cabo acciones elevadas.

En primer lugar, necesitamos aprender a adoptar una actitud más sabia ante la vida. No debemos aferrarnos a posturas extremas, porque este apego solo produce sufrimiento. Los extremismos son percepciones parciales de la realidad, por lo tanto no nos permiten comprender la totalidad. Al no apegarnos a ningún concepto, logramos ampliar nuestra comprensión, así como también adaptarnos con más facilidad a cualquier situación.

Practicar una actitud más sabia ante la vida también significa no crear ni reforzar percepciones falsas. Muchas personas ven o escuchan una frase y luego “inventan toda una novela (a veces muy incoherente) basada en lo que escucharon. Otras personas no tienen tanta imaginación, pero sí repiten lo que vieron o escucharon como si fuera verdad (sin siquiera haberlo comprobado) solo porque satisface sus deseos. Esto es ser ignorante. Si usted está convencido de algo, puede decir “yo estoy convencido de esto, porque mi experiencia me convenció de ello. Sin embargo, respeto la convicción de los demás.” Si Usted duda de algo, puede decir “escuché o vi tal cosa, pero no sé si sea cierto.”

En segundo lugar, para desenredar los nudos mentales, necesitamos poner en práctica nuestra capacidad de resolución. Muchos se dedican a desmenuzar los problemas pero no toman ninguna acción para resolverlos. O lo que es peor aún, se preguntan por qué los demás no hacen nada. No se les ha ocurrido que los demás también tienen la misma actitud que él. Se preguntan y se preguntan, critican y critican, pero no resuelven nada.

Es necesario que resolvamos lo que se nos presente en el día, con la mente de ese día, no con la mente de ayer. “Resolver con la mente del día” significa actuar creativamente: abandonar miedos (hábitos, patrones, apegos) y usar la imaginación para crear algo nuevo. No es posible solucionar nada con una mente desactualizada. Buda y su Dharma nos ayudan a actualizarnos; ambos tienen más de 2500 años “desenredando nudos mentales”.

 

“El ser humano no es un organismo

definitivamente estructurado y rígido

sino que está en perpetua evolución.

Su estructura evolutiva caracteriza así

su flexibilidad y capacidad de adaptación

a las circunstancias”

(Taisen Deshimaru  / La práctica de la concentración)

 

Bodhisattva Rubí Saki Shō / Linaje de Taisen Deshimaru Roshi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s