Texto 2338 – UN RITMO SERENO

drum-si

 

Llegar abruptamente al Zen es la manera más fácil de errar el camino, creer que haber leído unos libros budistas, usar malas (japamalas) o ser vegetariano entre otras no garantiza tu vivencia del Zen. Al Zen no hay que teorizarlo o conceptualizarlo hay que vivirlo y se vive a diario de manera sencilla, en el quehacer de todos los días, solo debes calmar tu mente, serenarla y sobre todo ser paciente, todo en la vida tiene su ritmo y “el ritmo del zen es calmo” donde el silencio es de suma importancia.

Para acercarse al Zen solo basta con dejar fuera de si los pensamientos (ruidos) contaminados y contaminantes tanto externos e internos y ejercitar la paciencia, nada más, sin adornos, preconceptos o exceso de teoría y sobre todo en silencio. Así como en la música, en el Zen el silencio es un elemento esencial, no es en el ruido mental donde este se desarrolla, más bien florece en el sosiego, en una mente tranquila libre de falsos pensamientos y siendo muy pacientes.

La paciencia como práctica es una de las bases para aproximarse y experimentar el Zen, la paciencia con uno mismo y hacia los demás debe ser un ejercicio diario, no es fácil y si muy cuesta arriba porque el ego se resiste, sin embargo debemos como practicantes y Bodhisattvas ejercitar la paciencia, navegar en aguas tranquilas a un ritmo lento pero sin pausa.

Por experiencia propia y como músico percusionista diría que “para estar en armonía con el ritmo del Zen hay que tocar con paciencia”, con suavidad, no se puede estar apurado. Solo así, el Zen se hará parte de tu día a día.

¡Sigo tocando!

Bodhisattva Hugo Kai Butsu Ballesteros / Linaje de Taisen Deshimaru – Caracas, Venezuela

 

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

4 comentarios sobre “Texto 2338 – UN RITMO SERENO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s