Texto 2346 – ¿POR QUÉ ME ENOJO?

esta-si

Aunque dentro del Budismo Zen se hable muy poco acerca de las emociones, es un tema que vale la pena tratar, por ser una causa muy común del sufrimiento humano.

La verdad es que nunca me enojo con nadie. Nadie se enoja verdaderamente con nadie. Solo nos enojamos con la idea que tenemos sobre alguien.

A la mente ordinaria, dirigida por el ego, le entretiene clasificar todo a su alrededor en 2 categorías principalmente: bueno y malo. Tendemos a considerar a alguien como “bueno” cuando satisface nuestras expectativas, demandas, juicios, patrones y percepciones. Pero cuando esto no ocurre, lo condenamos como “malo” y nos enoja.

Dice el Reverendo Archibald Alison dice: Cuando sentimos cólera es porque hemos dejado de defender la verdad y comenzamos a defendernos a nosotros mismos.Hemos comenzado a defender los intereses de nuestro ego “a capa y espada” y no descansaremos hasta que la persona (objeto de nuestra ira) vuelva a satisfacer nuestro ego, “admitiendo su culpa” por habernos hecho enojar.

Sin embargo, solo cuando seamos capaces de ver y aceptar la verdad, nuestra ira se desvanecerá. “Ver la verdad” significa reconocer la idea que causó nuestra cólera sin sentido y entender por qué nuestra mente la fabricó.

Cuando sentimos ira, no solo juzgamos a alguien de “malo” y lo responsabilizados por nuestro sufrimiento, sino que nuestra mente sigue encadenada a un pasado que ya no existe. Somos nosotros mismos quienes nos esclavizamos a él y solo nosotros podemos liberarnos.

Aunque se puede decir mucho más acerca de la ira, lo más importante es que, cuando te enojes, te preguntes: ¿Estoy defendiendo mi ego o estoy defendiendo la verdad?

 

Bodhisattva Rubí Saki Shō / Linaje de Taisen Deshimaru

 

Anuncios

Publicado por

budasdeagua

Paul Quintero es monje Budista Zen e instructor de Caligrafía China. Es discípulo directo) de Taisen Deshimaru Roshi (ordenado en 1981 en Francia. Estudió caligrafía china con Jacques Foussadier (Paris, Francia) y con la Sensei Mary Onari (Venezuela). Fundó su escuela Budas de Agua en 1.999. Dicta talleres de caligrafía china y dibujo Zen concentrando la atención en el ritmo respiratorio para hacer del aprendizaje de esta escritura- arte una meditación en movimiento. Su arte combina los mensajes del Dharma de Buda con las figuras originales de sus famosos dibujos de monjes budistas.

2 comentarios sobre “Texto 2346 – ¿POR QUÉ ME ENOJO?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s