Texto 2383 – CUANDO NO HAY MERITOS, ESTE ES EL MERITO

good-deeds-618172

El mérito, si lo hubiera, estará siempre en la acción y no en la retribución por esa acción. No se puede acumular nada…esto incluye a los méritos. Cuando el emperador chino Wu-ti (502-550) le pregunta a Bodhidharma si por haber construido templos, ayudado a muchos monjes, copiado sutras y ayudar a promover el budismo en China él tendrá muchos méritos en el futuro, este le responde: “Usted no tendrá ningún mérito por ello”. La gente, al igual que ese emperador, no logra comprender que la acción y el mérito que esta conlleva son la misma cosa…inseparables. Cuando la acción termina, el mérito termina. Es así de sencillo.

¿Quién puede decir que ha acumulado algo en su vida finita? ¿Dónde puede guardar cualquier persona algo en su vida? Las acciones del hombre -sujetas al paso del tiempo – son de una duración muy corta. La vida de Buda fue corta. Pero su Dharma continúa vivo pues este se está actualizando y pereciendo perennemente en cada uno de sus seguidores inspirados por ese Dharma. No se puede acumular Dharma; este se vive y se extingue en el mismo momento. Los méritos del Buda no existen en el Buda pues sus acciones ya terminaron hace mucho tiempo. Si algún seguidor de su Dharma actúa según la enseñanza del Buda, su acción no puede acumular méritos, pues esta se vive sin ningún espíritu de provecho. Uno no puede ser bueno para acumular lo “bueno. Nadie guarda de lo “bueno. Si no comprendéis esto, no habéis comprendido la idea del mérito. Cuando tus buenas acciones terminen, habrás ayudado a alguien o a alguna causa y punto final. Lo que haya sido meritorio no puede ser acumulado.

Si salvas una vida a través de una buena acción, esa acción es tu mismo mérito. Luego vendrán nuevas acciones buenas  con sus respectivos nuevos méritos. Es esta una cadena de acciones meritorias y más nada. Si comprendes esto, tus buenas acciones desde este momento te satisfarán mucho más. El gozo de la acción y el mérito han de ser vividos jusqu´a ce moment la. Se vive en ese momento, se disfruta y se termina. Esto ejerce una influencia inspiradora para continuar con nuestras buenas acciones. Alguien que comprenda esto se libera del tormento fantasmal de la absurda idea de la acumulación de méritos.  Comprender esto es liberarse de la acumulación. Y…seguir haciendo todo el bien posible, por supuesto.  Por eso cuando no hay méritos, este es el mérito.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s