Texto 2395 – TRES TIPOS DE KARMA

karma-low-res-Copy

He tomado estas líneas del libro Astrología, Karma y Transformación del astrólogo Stephen Arroyo para darles a conocer sobre esta manera de ver el Karma de una manera  positiva y alentadora.

“Una antigua tradición de la India divide los tipos de Karma en tres tipos. Al Pralabd Karma se lo considera el destino (hado), el Karma que deberá encontrarse en la vida presente. Este modelo básico de destino es considerado fundamentalmente inalterable, simplemente un modelo y una secuencia de experiencias que el individuo ha de tratar en esta encarnación. Sin embargo, se dice que un enfoque espiritual de la vida, el auxilio de un maestro espiritual, o sencillamente la gracia del Señor puede intervenir ocasionalmente para reducir el impacto del Karma particularmente pesado, convirtiendo de esa manera una cuchillada en un pinchazo.

El Kriyaman Karma es el Karma que estamos fabricando ahora en esta misma vida, cuyos efectos tendremos que enfrentarlos en una época posterior. La primera razón de las disciplinas a veces severas de varios senderos espirituales es que tal control de la conducta puede ayudar, a quien viaja por el sendero, a abstenerse de fabricar más Karma que inhiba su progreso espiritual en el futuro. En vez de practicar tales disciplinas, el primer modo de evitar la creación de Karma es abstenerse de deseos y apegos intensos, mientras simultáneamente se cultiva el espíritu apropiado y la actitud desapegada en el cumplimiento de nuestros deberes diarios. Naturalmente, el mantenimiento del espíritu apropiado y del desapego es muy difícil, y en la mayoría de las enseñanzas espirituales se considera que es absolutamente imposible sin la ayuda de la meditación.

Sinchit Karma es el término que se da a la reserva de Karma que acumulamos durante muchas vidas pero que no está específicamente activo en esta encarnación. Según estas enseñanzas, en miles de encarnaciones, acumulamos tan vastas marañas kármicas que sería imposible encontrar todos los resultados de pensamientos y acciones pasados en una sola vida. Sencillamente, estaríamos agobiados física, psíquica y emocionalmente. De allí que se mantenga en reserva la porción de nuestro Karma no asignado al destino de nuestra vida actual, o pralabd Karma. Según estas enseñanzas, también tendremos que enfrentar todo ese Karma alguna vez en el futuro, al menos que un Maestro Espiritual Perfecto nos alivie de esa carga”.

Consideremos de suma importancia este conocimiento para tener una visión mucho más clara del Karma. Podemos comprender que las tres manifestaciones: Karma-destino,  Karma-en-proceso, y Karma-acumulado son categorizaciones esclarecedoras que nos permiten ver lo amplio de la idea del Karma. El Karma es un singular “mapa personal” tan particular que nadie puede ni siquiera suponer que su Karma sea igual o parecido al de ninguna otra persona. Nuestra vida se rige por aspectos invisibles que nos conducen por caminos de éxito o miseria según seamos capaces de descubrir esas influencias y a superarlas. El cultivo interior es una tarea general que cada quien debe poner en práctica según su sistema de credo. El Karma Destino (Pralabd Karma) podría confundir a quienes tomen la idea de destino al pie de la letra. Destino es “posibilidades”, mas el “hacedor” de la vida que hemos de vivir es uno mismo. Les recomiendo estudiar los tres tipos de Karma para poder superar  los cuentos fantásticos y absurdos que muchos consideran como Karma. Si crees que tu condición de vida es, por ejemplo, una prisión de la que no puedes salir por lo que tú has creído hasta hoy que es el Karma; o que si tú siembras un campo con flores se secará pues así te lo han hecho creer pues en tu familia nunca ha habido agricultores; o que debes ser gordo toda la vida “por Karma”… estás muy equivocado. Karma es creación y construcción, un mundo de posibilidades a tu alcance. Aprende a usar tu potencial único para ser lo que deseas ser; busca inspiración en tu historia personal (Karma), y nunca te limites.

 “La causa principal del desorden en nosotros mismos es la búsqueda de la realidad prometida por otros”. – Jiddhu Krishnamurti

Sensei Paul Quintero / Monje zen

NOTA: La idea – propia de la India – de que pudiera uno encontrarse con un maestro espiritual que pudiera ayudarnos a superar gran parte del peso del Karma se las dejo como reflexión personal. No es este el punto a estudiar.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: