Texto 2397 – RECIPIENTES MUY PESADOS

orden

Quien haya cometido alguna o todas las faltas graves no es un recipiente ideal para recibir los preceptos. Aunque El Código Moral del Bodhisattva dice que todos pueden recibir los preceptos, se pueden excluir a todos aquellos cuyo Karma sea muy pesado y que mantengan sentimientos de culpa que los convierten en seres tristes, nerviosos y que se reprochan a sí mismos. Quienes así sean y se comporten, no son los mejores recipientes pues quienes reciben los preceptos lo hacen para beneficiar sus recipientes y para ser guiados hasta la iluminación. Las personas con recipientes pesados pueden hasta denigrar los preceptos, creando de esta manera un Karma peor. Por lo tanto, si aun así, demostraran su interés en recibirlos, se les podría sugerir que comiencen a cumplir los cinco preceptos básicos indicándoles que deben arrepentirse de sus faltas pasadas produciendo acciones buenas y honorables como expresión real de su intención. Pasado un tiempo, podrían pasar a posibles candidatos para “ordenarse” en el budismo.  Quienes se hayan arrepentido sinceramente y demostrado un “cambio de corazón”, pueden entonces – bajo ciertas circunstancias – recibir los preceptos.

“Aun el rey Ajatasatru, culpable de matricidio y parricidio, fue capaz de arrepentirse y de convertirse en un Arhat. Esto está en conformidad con el rol de la mente en las enseñanzas budistas y con el espíritu todo compasivo de los Budas y Bodhisattvas”.

Brahma Net Sutra

COMENTARIO: Recibir los preceptos para no ponerlos en práctica es una expresión mental muy densa de parte de un ordenado. Un ordenado debe, en todo momento, respetar los Tres Tesoros (Buda, Dharma y Sangha) reuniéndose con sus compañeros de la Vía para reforzar sus aspiraciones e intenciones. Esta comunión espiritual le ayudará a fortalecer su mente y su práctica. Un budista aislado no puede considerarse un recipiente significativo de una aspiración sincera. El cambio de mente o corazón es un ejercicio diario necesario. Sin Buda (aspiración sincera), sin Dharma (la enseñanza universal del Buda) y sin Sangha (comunidad de practicantes) nos aislamos del verdadero propósito de la ordenación. Un discípulo sin tesoros es un recipiente deforme. Si la intención no es perfecta, ¿cómo pueden serlos los resultados? Prevenir peores Karmas es un asunto que nos atañe a todos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: