Texto 2411 – CREAR UN ZEN DE PAÍS

a71

La gente toda ama lo exótico, lo foráneo, “lo que otro dijo”, lo que los “pensadores y filósofos extranjeros “dicen y predican, las teorías de los educadores de renombre…y se siente satisfecha con tanta idea “prestada”. El Zen, que no es sino el mismo Chan, el mismo Dhyana no tiene pasaporte ni barreras…ni pertenece a ningún país (como lo he comentado antes). Vivas donde vivas, el Zen es el Zen, pero el practicante de Zen tiene una cultura, una manera de pensar, sentir y amar distinta a las de las otras culturas. Tu Zen tiene las características de tu entorno. No imites, no copies, no te sientas mal si no tienes un templo a cien metros de tu casa. El Zen existe sin templos. En Venezuela tenemos uno o dos grupos de practicantes de zazen seguidores del Dharma de Buda que nos identificamos como un Zen sin Templos”. Relájate…Zen es Zen. Ponle al Zen el “sabor” de tu país…te va a saber “muy rico”. Si tu Zen no toma el aroma de tu país, es solo un cuento chino, o japonés o indio.

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s