Texto 2430 – ¿ALIMENTANDO ILUSIONES?

aaa

Muchas veces cuando recorremos la Vía de Buda creemos que hemos superado al ego bien sea porque ya no nos vemos como un “yo” o porque ponemos a los demás por delante de nosotros. Sin embargo, eso no es suficiente si aún queremos estar de primeros en la foto, o nos ofrecemos para ayudar en cualquier evento o situación antes que los demás lo hagan para ser el primero (competir), o cuando realizamos algún acto compasivo en público para que todos nos vean. Cuando esperamos reconocimiento por nuestras acciones es nuestro ego quién se está alimentando. Sutilmente nos hace creer que no es malo si todos se enteran de que soy budista, religioso y buena gente. Esto nos hace sentir plenos, amados y entonces caemos de nuevo en la trampa del ego sin darnos cuenta de ello.

No estoy seguro de si el ego existe o no – al menos tal como lo conocemos y como nos lo han enseñado en nuestro proceso educativo – lo que sí estoy seguro es que es una ilusión, una construcción de nuestra mente, y de ser así el reto es dejar de alimentarlo. No se puede alimentar lo ilusorio, lo que no existe. Entender que no necesitamos reconocimiento alguno de parte de nadie y ni siquiera de nosotros mismos es un avance en la construcción de un ser sin méritos. En el Zen debemos actuar como personas invisibles.  Ayudar a otros sin exhibirnos debe ser lo que impulse nuestras acciones. Este  es el verdadero camino a recorrer.

“Un Buda visible lo ve uno mismo (está en nuestra mente); un Buda invisible lo reconoce todo el mundo”.

Bodhisattva Hugo Ballesteros / Linaje de Taisen Deshimaru

COMENTARIO: El sensei Yves Carouget (fundador del Zen en Venezuela – 1973) en muchas oportunidades nos decía que hiciéramos las cosas más importantes como budistas “cuando nadie nos estuviera mirando”. Este texto expresa justamente este espíritu: el espíritu del hombre invisible.

 

Anuncios

2 comentarios to “Texto 2430 – ¿ALIMENTANDO ILUSIONES?”

  1. No se puede alimentar lo ilusorio, lo que no existe. Esta frase me hace reflexionar, no existe pero de allí se afianza su existencia ilusoria de su propio alimento. Gassho Hugo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: