Texto 2466 – LA ILUSIÓN DEL KARMA

des

Al ser el ego sin sustancia propia, el Karma no tiene tampoco sustancia. Advertir esto posibilita cortar la transmigración y la reencarnación. Como se dice en el Sutra Visuddhimagga:

“No hay autor de Karma. No hay nadie que pueda recibir sus resultados. Hay solo producciones fenomenales que aparecen y desaparecen transformándose según una forma compleja de interacciones, creando un encadenamiento análogo a la relación existente entre la semilla y el árbol. El Karma no es más que un encadenamiento sin fin. Ningún fenómeno anterior, original, puede ser reconocido en este encadenamiento. Por eso ´no´ puede aparecer ninguna transmigración futura”.

Nuestra visión sobre la transmigración es el fruto directo de nuestra conciencia limitada, inepta para superar el elemento temporal, y por consiguiente para aprehender lo absoluto, lo eterno. Causa y efecto no tienen ninguna existencia sustancial, fija o continua. Son ku, sin esencia real (nóumeno), siempre en movimiento, sin consistencia. Las nociones de “karma sin sustancia propia”, “existencia sin nóumeno¨, o “no substancialidad de las cosas” no equivalen de ninguna manera al nihilismo. La acción móvil del Karma, productora de fenómenos, es afirmada, en oposición a toda inmovilidad o consistencia de una substancia kármica establecida, que es negada.

El movimiento constituye la acción del Karma. El potencial cósmico se manifiesta en el mundo humano a través de la ilusión de nuestra consciencia egótica. Esta conciencia es a la vez producto del Karma y productora del Karma, de interacciones, que solamente existen por la ilusión de nuestro ego. El “despertar” del budismo corresponde a la “realización” del poder cósmico fundamental, latente en el ser humano y, por lo tanto, en sus acciones. Este “despertar” es el descubrimiento de la inmortalidad del acto, del movimiento perpetuo, principio fundamental del Karma.

Maestro Taisen Deshimaru Roshi / La Práctica de la concentración –  (página 225)

COMENTARIO: El siguiente texto no está dirigido a todo el mundo. Es un texto liberador para quienes tengan una altísima comprensión de la vida, el universo y la ignorancia humana; esa misma ignorancia que nos esclaviza a nuestras propias concepciones erróneas que no nos permiten alcanzar el  Despertar al que el Señor Buda nos ha tratado de apuntar desde hace mucho más de 2500 años. Si podéis comprender esta visión del Karma, podéis caminar el resto de vuestras vidas en completa libertad y alegría, tal cómo lo caminaron todos los budas del pasado, del presente y cómo lo han de caminar los budas del futuro.

El potencial cósmico se manifiesta en el mundo humano a trasvés de la ilusión de nuestra consciencia egótica quiere decir, en otras palabras, que nos inventamos nuestro propio Karma para alimentar nuestra propia tragedia humana. Este es un signo visible del super-poder que nos atribuimos a nosotros mismos para acomodar al mundo invisible a nuestras creencias nacidas de la ignorancia propia de seres egoístas y dormidos.

Por esta razón siempre he insistido que nuestro Karma es “este momento”…moviéndose a otro “este momento”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s