Texto 2491 – ¿SUFREN LOS MAESTROS ZEN?

00_poster_vincent

Un practicante de Zen le preguntó al Maestro Keisen Vuillemin:

Después de haber hecho mucho zazen y de haber experimentado momentos de presencia a diario, ¿se puede alcanzar un estado natural y permanente de abandono (del ego)? ¿Los Maestros Zen sufren de vez en cuando?

A lo cual el Maestro respondió:

“Por supuesto, todos vivimos en el samsara. ¿Por qué un Maestro Zen abandonaría su humanidad si él mismo está en el samsara? Nadie puede escapar de la impermanencia, la diferencia está en que nosotros sabemos ésto y por eso seguimos tratando de cumplir nuestros votos, sin apegarnos completamente a los fenómenos.

Nirvana y samsara se definen el uno al otro, son la vida misma.

Todos somos seres humanos, y espero que seamos verdaderos seres humanos.”

COMENTARIO: Es una respuesta muy clara. Ser un Maestro Zen no significa ser un robot, ni una deidad y mucho menos ser insensible. Un Maestro Zen ha logrado adiestrar su mente para que no se quede enganchada en lo ilusorio y lo transitorio y esto lo demuestra en cada una de sus acciones. Seguramente sufrirá de vez en cuando, pues como dijo el Maestro Keisen nadie puede escapar de la impertinencia por el mismo hecho de existir. La diferencia está en que el Maestro usa su sufrimiento como un recordatorio para cumplir sus votos y quizá para motivarse a sí mismo a seguir enseñando.

Quienes se inician en la práctica del Zen, comúnmente asumen que los Maestros han adquirido poderes extraordinarios y en especial que han adquirido la facultad de no sufrir. Sin embargo, lo único extraordinario en el Zen, es poder ver lo extraordinario en lo ordinario. Lo único extraordinario en el Zen, es serenar la mente una y otra vez a pesar de la agitación que producen los fenómenos de este mundo. Lo extraordinario en el Zen, es continuar sentándose a meditar sin propósito alguno, cuando el mundo no quiere detenerse porque tiene miles de motivos para seguir corriendo.

Generalmente se le llama “Maestro” a alguien que está certificado para enseñar el Zen. Pero el verdadero maestro es el que ha logrado cultivar todos estos “poderes extraordinarios. Si has logrado cultivar todos estos “poderes“, tú también eres un maestro zen; el que sufras solo significa que eres un ser humano y esta humanidad te recuerda que debes “ir más allá de donde estás.”

Rubí Saki Shō / Bodhisattva – Linaje de Taisen Deshimaru Roshi

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s