Texto 2526 – LOS CUATRO ESTADOS DE CONCIENCIA

levels consc

De acuerdo a la enseñanza de Gurdjieff, existen cuatro estados de conciencia: el Sueño, el estado de Vigilia de la Conciencia, la Conciencia de Sí Mismo, y la Conciencia Objetiva. Para él, un hombre plenamente desarrollado debería poseer estos cuatro estados de conciencia. A este hombre él lo llama “un hombre en el pleno sentido de la palabra”. Los dos primeros estados son los estados de conciencia más bajos. Son completamente subjetivos y se alimentan entre sí. Lo que el hombre llama conciencia lúcida (vigilia) no es sino sueño. En este estado todo cuanto hace el hombre repercute sobre él y sobre lo que le rodea, no trasciende. Y, sin embargo, no se recuerda a sí mismo. Es una maquina. Todo le sucede. No puede controlar sus pensamientos, sus emociones, su imaginación, su atención. Vive en un mundo subjetivo de ¨me gusta¨, ¨no me gusta¨, ¨tengo ganas¨, ¨no tengo ganas¨, un mundo hecho de lo que él cree que le gusta o no le gusta, de lo que él cree que desea o no desea. No ve el mundo real.

El hombre vive en un sueño, y este sueño es mucho más peligroso que su sueño de la noche, en su cama. Duerme. Este estado de sueño no le permite ver la verdadera realidad. Entre un estado de sueño y un estado de conciencia que solo nos permite administrarnos dentro del plano de las acciones inmediatas cotidianas, la vida transcurre sin ninguna novedad.

Estos dos estados – sueño y vigilia- son estados subjetivos; y solo cuando el hombre comienza a interesarse en sí mismo, a recordarse a sí mismo es que puede realmente “despertar”. Solo entonces toda la vida circundante adquiere un aspecto diferente y un sentido diferente. Entonces puede apreciar la vida como una vida de gente dormida, una vida de sueño. Todo lo que dicen los hombres, todo lo que hacen, lo dicen y lo hacen en un estado de sueño. Nada de esto puede tener “el menor valor”. Solo eldespertar”, y “lo que lleva al despertar, tiene un valor real.

El hombre debe poder darse cuenta de esto para poder despertar. Debe tratar de despertar. Cuando un hombre haya comprendido que no se recuerda a sí mismo y que el recuerdo de sí significa un despertar, hasta cierto punto, y, cuando haya visto por experiencia lo difícil que es recordarse a sí mismo, entonces comprenderá que para despertar no basta desearlo.

COMENTARIO: La conciencia del hombre es sinónimo de su propia evolución, así como las palabras que emplea y las acciones que realiza. Para alcanzar la conciencia de sí mismo y para despertar, el hombre debe ser un hombre completo. En el Zen, por lo mismo, se dice que un hombre sin zazen (meditación) es solo la mitad de un hombre. Sin meditación nunca habrá despertar. Por eso todos los maestros de la transmisión solo se han sentado. Esto ha mantenido vivo el Dharma que permite a todos los hombres erradicar la ignorancia (superar su sueño) y liberarse (despertar).

La relevancia de estas enseñanzas para un practicante del Zen (y de zazen) es darse cuenta de que alcanzar el despertar es realmente hacer desaparecer el estado de sueño y de vigilia automatizada por medio de una educación zen (gestos, pensamientos y acciones ordenadas, armónicas y conscientes) que permita al practicante trascender lo que sueña y lo que habitualmente “hace” para entrar a un estado o condición mental en el que uno fluye con la existencia, uno “es”. El Zen no es un viaje de distracciones, sino el trabajo consciente que te permite trascender lo cotidiano para “encontrarte con una manera verdadera de ver el mundo sin complicaciones. Como bien lo expresa la maestra Zen, Barbara Kosen: “Sin metas no hay obstáculos”. Esto solo quiere decir hacerse lo suficientemente amplio para ver y recibir la vida tal cual es. Después de todo, no somos nada, por el contrario “estamos siendo” todo el tiempo. Las dos conciencias básicas que menciona Gurdjieff son ese estado del hombre-buda en el cual aún no ha descubierto su propia budeidad. Esto es muy normal. Cuando el Zen dice: Solo un Buda se convierte en Buda, lo dice por el potencial “escondido” con el cual contamos todos para alcanzar el despertar. Solo sentarse (zazen) es justamente dejar pasar para encontrar tu propia esencia despierta. Meditar es despertar a esta realidad de hombre-buda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s