Texto 2563 – ILUMINARSE: EL COMPROMISO MÁS ELEVADO

descarga (3)

Son muchas las personas que abandonan la práctica de zazen por creer que se necesita de mucho tiempo para lograr la iluminación o por creer que simplemente ésta no está a su alcance. Creen que sus malas acciones, crímenes o pecados los perseguirán de por vida y que por lo tanto son impedimentos para lograr la budeidad.

Sin embargo, estos fantasmas mentales solo nos pueden perseguir si los mantenemos vivos. Los crímenes cometidos gracias a nuestra ignorancia no pueden durar por sí solos. Duran porque les permitimos revolotear en nuestras mentes.

Zazen es dejar de perseguir algo y dejar de huir de algo“, dice el Maestro Taisen Deshimaru. Por eso, la práctica de zazen trae la consciencia al presente y hace desaparecer todos nuestros impedimentos ilusorios (fantasmas mentales).

¿Por cuánto tiempo tienes que practicar para purificar tu mente de toda ilusión y así lograr la iluminación? No hay una respuesta para esta pregunta. Iluminarse no es una cuestión de tiempo, ni es una cuestión de ser apto para ello o no.

Es una cuestión de compromiso con la práctica (samaya), de comprometerse a estudiarse a uno mismo y de olvidarse de uno mismo para poder experimentar la vida directamente, libre de nuestra confusión; de comprometerse a usar cualquier cosa que encontremos en la vida para promover el despertar.

El tiempo que te tomará iluminarte, nadie lo puede calcular. Podrías liberarte de toda ilusión a 5 minutos de haber comenzado tu primer zazen como podría ser 10 años después o mientras te cepillas los dientes en un día cualquiera.

Tendemos a subestimar nuestros esfuerzos por liberarnos de toda ignorancia. Esto hace que perdamos la fe en nuestra práctica y hasta que consideremos abandonarla. Pero es precisamente cuando creemos que nuestra práctica no es suficiente o que es inútil, que no debemos abandonarla.

“No es provechoso especular si uno posee o no el mérito suficiente para practicar. Muchos creen que no tienen el mérito ni la sabiduría necesarios para comprometerse con una práctica espiritual”, dice Miao Tsan. Pero la verdad es que nadie nace con ellos y quienes los tienen es porque los han cultivado con mucha perseverancia.

Por la práctica de zazen todo vuelve a tomar su sitio y a encontrar su raíz. Las flores nacen enseguida” dice Taisen Deshimaru. Y ésto no solo es posible gracias a zazen, sino a cualquier acción realizada con un espíritu de concentración profunda que nos lleva a un estado de serenidad, que destruya todo lo que nos impide despertar.

El propósito que se fijaron los primeros maestros zen chinos, fue precisamente demostrar que la iluminación no era algo que solo podían conseguir los superhombres al cabo de eones de tiempo, sino un estado del alma que se puede revelar a través de la consciencia en la vida diaria. Es así como nacieron las prácticas zen.

Por lo tanto, tu iluminación puede ocurrir en cualquier lugar y momento. Todo depende de cuánto te apegues a ti mismo y a tus creencias, o lo contrario.

Rubí Saki Shō / Bodhisattva – Linaje de Taisen Deshimaru

Anuncios

2 comentarios en “Texto 2563 – ILUMINARSE: EL COMPROMISO MÁS ELEVADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s